Ballena Lago Ness

La historia de historia legendaria prosigue apuntando a que existe un monstruo escondido y que, algún día, alguien lo encontrará. Pero que eso no les quite interés en conocer el lago Ness, porque no cabe duda de que tiene algo especial. Parcialmente “recientemente”, hubo una gran sorpresa que hizo que el planeta se levantase de sus asientos y dejara de mirar el móvil inteligente.

ballena lago ness

Grabado en cobre del gran monstruo marino de Egede | Biblioteca del Naturalista Sir William Jardine Wm. En el vídeo que acompaña a la noticia puede verse de qué manera los colaboradores han visionado imágenes del pene de una ballena y, a continuación, ciertos de ellos han afirmado que sí que existe cierto parecido. Aruser@s se ha hecho eco de una novedad sobre el monstruo del lago Ness que ha supuesto toda una decepción para Alfonso Arús.

Varios Avistamientos De Víboras Marinas Podrían Ser De Todos Modos Erecciones De Ballenas

En el final, en 1985, se demostró que tenían razón en la suposición de que las focas podían encontrarse en el lago Ness en los meses de verano debido a la persecución de sus presas. Se han ofrecido varias explicaciones para explicar una serie de supuestos avistamientos de una serpiente marina en el Lago Ness, un espacio grande y profundo de agua dulce en las Tierras Altas de Escocia. Ciertos han planteado la hipótesis de que “Nessie” era en realidad solo una anguila enorme o probablemente un leño de forma extraña. Otros mantuvieron que era un plesiosaurio prehistórico que de alguna manera sobrevivió a la extinción. Los avistamientos del Kraken, un monstruo enorme y mortal que tenía un anhelo de carne humana, se remontan a 1180, cuando el rey Sverre de Noruega escribió sobre un monstruo marino. Este teoría se ha esparcido rápidamente intentando desmitificar a Nessie, entre los monstruos marinos más reconocidas de toda la historia.

Entre otros muchos, es frecuente poder hallar focas y delfines. Se han realizado multitud de buscas con la intención de detectar al monstruo. La primera a gran escala fue en 1987, en el momento en que utilizando tecnología muy avanzada para la temporada, se usaron sensores a enorme hondura. El primer día de búsqueda se detectaron a enorme profundidad tres elementos que podrían haber sido monstruos.

Tecnología

Los avistamientos recientes tienen semejanzas con los de hace cierto tiempo. “Una pequeña joroba negra salió del agua a unos 400 metros de distancia”, afirma Campbell. Al querer enseñar un informe, descubrió que no existía ninguna lista o registro real destinado a los avistamientos del monstruo del lago Ness. Al parecer, esta criatura legendaria podría tratarse del pene de una ballena. De esta manera lo ha señalado Michael Sweet un profesor de Ecología molecular de la Facultad de Derby, que señala que la manera del aparato reproductor de este animal mitológico es muy similar al cuello y la cabeza del monstruo del lago Ness.

Incluso existe la teoría de que el monstruo del lago Ness es un pene de ballena, si bien hay un gran vacío en esa teoría, puesto que el lago Ness es un lago y no hay ballenas en él. Pero por lo demás, varios avistamientos de víboras marinas podrían ser penes de ballena. En la década de 1960, las cámaras de teleobjetivo con película de 16 y 35 milímetros se convirtieron en el principal medio para estudiar la esclusa. Una película de 1960 captó algo que en un principio se creía inidentificable, pero un análisis reciente con nitidez de imagen descubrió que probablemente se trataba de un barco borroso.

En 1933, el Daily E-e correo electrónico había enviado al cineasta y cazador de caza mayor Marmaduke “Duke” Wetherell para capturar la primera prueba de la criatura. Volvió reclamando la victoria junto a moldes de huellas de un “animal muy poderoso de patas blandas de unos 6 metros de largo”. Si bien en un principio se mostró entusiasmado, el Daily Correo las envió al Museo de Historia Natural para su análisis.

El Premio Ig Nobel, Charles Paxton, Examina Un Antiguo Avistamiento De Serpiente Marina

En 1973, Adrian Shine se involucró en el estudio científico tanto del próximo lago Morar como del lago Ness. Usando fotografía y cámaras submarinas, buscaron en los lechos cualquier signo de grandes animales. Aunque no encontraron a Nessie, sí hallaron invertebrados hasta el momento desconocidos, como gusanos, babosas y anguilas que vivían en las oscuras y frías profundidades de las aguas escocesas.

Antiguos Orígenes Del Monstruo Del Lago Ness

Al final resultó una falsa alarma, ya que lo que se había encontrado había sido el modelo de la criatura que se diseñó en el año 1970 para la película La vida privada de Sherlock Holmes, protagonizada por Robert Stephens y Christopher Lee. Esta versión del monstruo se encontró mientras que se hacía otro análisis del fondo del lago con la utilización de tecnología de última generación (imaginamos que la decepción por la parte de los “descubridores” debió ser mayúscula). Los orígenes de la historia de historia legendaria se remontan nada más y nada menos que por año 565. En aquel tiempo cuenta la historia que Columba de Iona se dio un baño en el lago Ness. Allí se encontró con unos hombres que estaban enterrando a un hombre que había sido atacado por una “bestia de agua”. Columba se halló con el monstruo y le logró el símbolo de la luz cristiana mientras le decía que no le tocara.

El estudio de ballenas de Paxton se realizó en 2005 y los investigadores analizaron todas y cada una de las acciones plausibles que podrían encajar en la descripción. El ADN se descompone en el agua en precisamente una semana, por lo que el estudio solo daba una ventana de siete días de cada exhibe. Lo que asimismo se dieron cuenta que había en el lago era una abundancia de anguilas, en tanto que su ADN aparecía en casi todas las muestras de agua recogidas por el equipo.