Comer En Fort Augustus Lago Ness

Las cataratas de las Falls of Foyers y la ruta senderista que, desde ellas, transporta hasta la orilla del Lago Ness es otra de las mejores cosas que ver en Fort Augustus. Eso sí, tendrás que acercarte en turismo porque hay varios kilómetros en dirección a Inverness por la orilla sur. Proseguimos esta guía para poder ver Fort Augustus con una cascada menos famosa que las Falls of Foyers pero que vale la pena. El paseo es encantador y prosigue el curso de un sendero para llegar a una cascada con vistas al Lago Ness y las torres de la abadía.

En nuestro canal de youtube puedes ver todos nuestros vídeos de viajes y rutas por la naturaleza. Tras la parada para comer en Fort Augustus nos quedaban otros 55km hasta Inverness, yo me equivoqué en la salida, y en vez de seguir por pistas ciclables, nos metimos por la carretera general. Una nota sobre esa carretera, evitadla todo cuanto podáis, es muy dañina. A partir de la comida estuvimos 4 horas bajo una lluvia muy fuerte, por una carretera con mucho tráfico y sin arcenes. Los turismos te adelantan si alejarse de las bicicletas, lo que se dijo, peligrosísimo. Llegamos a Inverness empapados y ademas muy preocupados, pues al día después teníamos que hacer otros 100km por exactamente la misma carretera en dirección a Ullapool.

The Inch Hotel

Tienen muchos de cosas típicas de las Tierras Altas, joyas de plata con motivos celtas, recuerdos de Nessie. El sitio es súper curioso, así que aunque sólo sea por verlo, entra. Los fanáticos de la alta gastronomía alucinarán con The Brasserie, el restaurante del hotel The Lovat, del que ya os charlé en otro producto. Su jefe de cocina, Sean Kelly, es un genio de los fogones y todos los platos fusionan creatividad y gusto con gran maestría. Vale que el Lago Ness sea popular prácticamente en única por la historia de historia legendaria y el mito del monstruo, el elusivo Nessie que hace décadas que no da la cara. Pero esta enorme masa de agua entre Inverness y Fort Augustus vale la pena también por el hecho de que es el lago con mayor volumen de agua de todo el Reino Unido, con sus 39 km de longitud y hasta 230 metros de hondura.

comer en fort augustus lago ness

Descubrirás un montón sobre entre las obras de ingeniería civil más importantes del siglo XIX en Escocia y volverás a casa con mucho más información. Fort Augustus es buen rincón para sentarte a ver la vida pasar o, al menos, ver cómo los barcos cruzan del Lago Ness al Loch Oich a través de su complejo sistema de esclusas. Lugar atrayente en el extremo sur del lago Ness, pasmante juego de esclusas en el canal. Un lugar de comidas de Inverness siempre popular del Heathmount está ubicado en una zona de lujo de Inverness a un corto recorrido desde el centro de la región, la estación de tren, el teatro Eden Court y muchas otras atracciones. Un servicio cordial y cálida hospitalidad Highland siempre y en todo momento le dará la bienvenida en el restaurante del hotel y el bar Heathmount público. A primer aspecto quizás pienses que esta tienda de productos habituales escoceses es otra iglesia más… Y no vas equivocado, en tanto que el edificio fue una iglesia durante muchos años.

Cruceros Y Excursiones Por El Lago Ness Con Cruise Loch Ness

Hubo un tiempo en el que Fort Augustus estuvo comunicado por tren, exactamente el mismo en el que 2 puentes cruzaban en río Oich a su paso por el pueblo. Del puente del ferrocarril sólo quedan los pilares de piedra, que se tienen la posibilidad de ver desde el único puente que se conserva y que es por el que pasan los turismos. Justo enfrente verás las ruinas de la composición de madera que un día fue el otro puente. Llevo años visitando Fort Augustus y cada vez está mucho más deteriorado… Pero aún de esta forma es bonito verlo e imaginar cómo hubo de ser en el momento en que se encontraba en empleo. A pesar de que las dos últimas ocasiones que he estado en el pueblo se encontraba cerrado , el Clansman Centre es otro de esos rincones must que ver en Fort Augustus.

El día de hoy está en ruinas pero el antiguo hogar de los jefes del Clan MacDonnel de Glengarry todavía es más que imponente. Como curiosidad, a lo largo de la Guerra Civil las tropas de Oliver Cromwell (“gracias por nada, petardo”) lo quemaron y ya restaurado, en 1745, Bonnie Prince Charlie lo visitó un par de ocasiones. Eso sí, la derrota jacobita en la Batalla de Culloden supuso que otras tropas inglesas, en esta ocasión las del Duque de Cumberland, lo saquearan y volaran en parte. Si tienes tiempo, pasea por los terrenos y descubrirás unas vistas estupendas del Lago Ness. Puede que incluso te tropieces con el cementerio lleno de cruces metálicas de color blanco donde están sepultados los frailes y algunos ex alumnos de la escuela. A propósito, la Reina Victoria logró un viaje por el Canal de Caledonia en 1873 y la publicidad que se le dio a su periplo logró que el turismo a la región se multiplicara.

Aquí encontrarás desde las habituales bufandas de lana escocesas hasta cucharones con la manera de Nessie, imanes, mapas, mantas preciosas y calentitas y todo lo que puedas imaginar. The Highland Club es el nombre que tienen los apartamentos de vacaciones que están en lo que fue hasta 1998 una abadía benedictina y instituto católico privado. No es que sea muy barato tampoco pero tendrás el lujo de reposar en un lugar histórico. Cada vez que paso por Fort Augustus y tengo tiempo para comer con calma me acerco a The Boathouse. Este lugar de comidas construido sobre un embarcadero de madera a orillas del Lago Ness es uno de mis sitios favoritos para comer en el pueblo. La comida es increíble, los costos no son exorbitantes y las vistas me dan la vida.

Etapa 2 Del #biciescocia Fort William – Inverness

Quizás por eso sus aguas siempre y en todo momento tengan un color oscuro y haya corrientes bastante fuertes. Un pequeño pueblo interesante con atractivos turísticos y un óptimo paseo por las esclusas. Una época matadora por la lluvia y sobre todo por el agobio del tráfico de por la tarde,110km con 830m de desnivel positivo en unas 6h20′ que con paradas fueron en conjunto unas 8h30′ horas de viaje. Dormir en un bed and breakfast por lo menos una noche es una de esas experiencias que hay que vivir, por lo menos una vez, en Escocia. Este establecimiento en el corazón de Fort Augustus es perfecto para probar la típica hospitalidad escocesa.

Luego intentó reclutar a Sir James MacDonald de Sleat, que tampoco quiso meterse en los problemas de otra tribu. El monumento con los tres soldados está dedicado a los comandos británicos auténticos que se entrenaban aquí durante la II Guerra Mundial. Transporta aquí desde 1952, cuando la fallecida Reina Madre lo inauguró, y cada día paran muchísimos turismos y buses para verlo. Y puesto que estás por la región, aprovecha para poder ver estos sitios bonitos cerca de Fort Augustus. Sus reducidas dimensiones y su cercanía con el Lago Ness, además de la construcción del Canal de Caledonia en el siglo XIX lo transformaron en un foco para el turismo en las Tierras Altas y ahí sigue, cada día más mono.

Es posible que Fort Augustus sea pequeño pero siendo un foco turístico y punto de parada de muchas excursiones de un día al Lago Ness está repleto de lugares donde comer algo. Tienen desde los típicos fish and chips hasta pubs fáciles, restaurantes habituales y otros mucho más complejos. Conque tengas el presupuesto que tengas seguro que encontrarás algo que te convenga. Y si no, pues siempre te puedes llevar un bocadillo y llevar a cabo un picnic a riberas del Lago Ness.

Lamentablemente Historic Environment Scotland ha puesto unas murallas bastante altas que rodean el lote por la carretera y no es sencillo verlo sin la necesidad de ingresar. El Canal de Caledonia aprovecha una falla natural en la que están varios lagos para facilitar la navegación y evitar conque los barcos tuviesen que ofrecer la vuelta a Escocia por el norte y su feroz mar. De este modo, une el Loch Dochfour, el Lago Ness, el Loch Oich y el Loch Lochy. Todos están situados en el Great Glen y desde hace prácticamente 2 siglos se sumaron con 29 esclusas, 4 acueductos y 10 puentes, todos obra del sudor de los Highlanders de la región que trabajaron en su construcción. Pequeña y concurrida localidad turística en el radical sur del lago Ness.