Dinosaurio Del Lago Ness

Para ponerle antídoto, en la Navidad de 2021 publiqué «Corto Historia de Escocia», ¡el primer libro de historia general escocesa, entretenido, entretenido, rigurosísimo y totalmente en castellano! Los primeros supuestos avistamientos charlaban de que debía ver con un monstruo marino con apariencia de serpiente. La revolución llegó con los primeros descubrimientos de fósiles de dinosaurios y réptiles, pero básicamente con las exhibiciones de estos restos en los museos de distintos puntos de Enorme Bretaña. “El ADN ambiental es una nueva y poderosa herramienta para comprender nuestro planeta”, explica a Popular Mechanics Neil Gemmell, genetista de la Facultad de Otago y líder del equipo del emprendimiento Loch Ness Hunters.

Una de ellas -en la que parecían observarse unas aletas romboidales- llegó a ser tomada en serio, hasta el punto de que fue usada por el naturalista británico Peter Scott para nombrar científicamente a Nessie en 1975 como “Nessiteras rhombopteryx” en la mismísima revista Nature. Eran otros tiempos, y finalmente las fotos resultaron ser imágenes de los sedimentos del fondo del lago y alguna ilusión óptica. En la mitología escocesa ahora se hablaba de una criatura que vivía en el lago Ness, pero la historia del lugar ganó popularidad en el momento en que, en 1933, llegó a la prensa una vez que un corresponsal anónimo contara de qué forma un matrimonio la había visto en la superficie del lago. Ese año hubo múltiples avistamientos pero escasas pruebas definitivos, y nadie volvió a verla hasta 1951. Esta vez, ha sido planteada por Henry Bauer, profesor de química y estudios científicos del Centro Politécnico de Virginia y la Universidad Estatal.

La fotografía fue difundida por todo el planeta desde el Daily E-e correo electrónico como prueba irrefutable de la presencia del Monstruo del Lago Ness. A lo largo de un buen tiempo, si bien no se podía asegurar qué clase de criatura salía en la imagen, se tomó la fotografía en sí por real. En un caso así, tal como refleja 20minutos, el último que se advirtió tenía que ver con una alpaca que decidió darse un chapuzón para atenuar las altas temperaturas que está aguantando todo el continente europeo.

dinosaurio del lago ness

Pertrechados con equipamiento de todos los colores como solo los yankis saben realizar, se dedicaron a investigar el loch escrupulosamente con un radar, penetrando en la obscuridad de sus aguas con una cámara subacuática armada con luz de alta capacidad. Los años 70 del siglo XX fueron moviditos en el campo de la criptozoología y el Monstruo del Lago Ness no podía ser menos. Y es que en 1972 se dió casi por probada la presencia de Nessie gracias a una fotografía subacuática. Con asistencia de su hijo y de su yerno, Wetherell fabricó una criatura con arcilla y la pegó a un submarino de jueguete. Al final, le pidió a un cirujano amigo de el que publicara las fotografías y de este modo, el Monstruo del Lago Ness recibió el impulso final que precisaba para transformarse en un mito popular. El científico Henry Bauer ha planteado una nueva teoría sobre Nessie, el famoso monstruo que habitaría en el lago escocés.

Deinocheirus: Del Mayor Misterio Al Dinosaurio Mucho Más Extraño

Aquí está todo lo que es necesario para ti comprender, basado en los últimos datos científicos. Un supuesto vídeo grabado de la cámara web muestra al monstruo sumergiéndose y volviendo a emerger durante la Bahía de Urquhart. La mayoría de los científicos han negado el fenómeno Nessie a lo largo de los años, descartando su vida, basada en engaños y objetos identificados erróneamente. La imagen más famosa de Nessie fue tomada en 1934 por el coronel Robert Kenneth Wilson, pero que más tarde se reveló que era un engaño, una puesta en escena. “Que lleguen a medir 4 metros como proponen ciertos… bueno, como genetista pienso en que se tienen la posibilidad de producir mutaciones y si bien una anguila de ese tamaño esté fuera de lo normal no semeja imposible que algo logre a llegar a tener ese tamaño tan excepcional”.

En el verano de ese año, una expedición conjunta de Cambridge y Oxford instaló cámaras para mantener una gran parte del lago bajo observación constante. Todos sus 19 “avistamientos” fueron estelas de barcos o aves de cuello largo en pos de peces. La imagen, en teoría tomada por el respetado ginecólogo londinense Robert Wilson, muestra a una criatura medio sumergida con una espalda larga y esbelta, un cuello encorvado y una cara puntiaguda. Y desató una disparidad como ninguna otra en la crónica de la criptozoología, mandando a los turistas a las Tierras Altas de Escocia para ver por sí mismos a la criatura de 65 millones de años de antigüedad parecida a un dinosaurio nadando en el lago Ness. El experto en avistamientos de “Nessie”, Steve Feltham, describió la imagen del sonar como la evidencia “más convincente” que había visto de que la criatura legendaria verdaderamente existía.

El Monstruo Del Lago Ness Resurge

El dúo repasó 1.688 reportes históricos, incluidos testimonios de primera mano, diarios y libros, que cubrieron 1.543 teóricos avistamientos. En un primer instante barajaban 4 probables teorías y dijeron que ninguna les parecía elogiable. En este momento, el profesor Neil Gemmell, de la Facultad de Otago en Novedosa Zelanda, ha hecho públicos los resultados de los análisis y descartan de pleno que Nessy pudiese tratarse de un dinosaurio.

Y si bien 60 años después se confirmó que era falsa, sigue siendo muy habitual. Como suele ocurrir con este tipo de historias, la propagación del mito se la debemos al \’boca a boca\’, o los relatos orales y después escritos que han llegado hasta nuestros días. En concreto, hay comentarios ya hace mucho más de 1.600 años de un presunto monstruo en el lago que se encuentran en las Highlands de Escocia.

En los últimos años, su trabajo comenzó a atraer la atención de los investigadores de criptozoología, incluyendo los que procuran a Bigfoot. “Ya no busco a Nessie. Eso acabó hace 20 años y es bastante antiguo”, dice Shine. “Pero seguimos resolviendo el secreto de lo que la multitud ve. Y en este momento lo sabemos, en su mayor parte”.

Monstruo Del Lago Ness: Algo Pasa Con Nessie… Pero, ¿qué?

“Y estamos construyendo una imagen relativamente precisa de la vida en el lago. Aunque no se han encontrado reptiles, es plausible que haya otras criaturas de tamaño inusual allí.” Ciertos estudiosos llegaron a la conclusión de que la siempre escurridiza “Nessie”, nombre con el que se bautizó a la bestia marina, podría ser un plesiosaurio, un tipo de reptil marino cuyo primer esqueleto terminado fue descubierto en Lyme Regis en 1823. El monstruo en teoría sobrevivió al encontronazo de los asteroides que terminó a los dinosaurios, según mantenían ciertos pseudocientíficos, que argumentaban que se refugió en las profundidades del lago para lograr subsistir.

Obtuvieron múltiples fotografías de lo que afirmaron era una criatura similar a un plesiosaurio (entonces les cuento más sobre esto) y una específicamente, que fue la que alzaron como prueba irrefutable de la presencia de Nessie, que parecía enseñar una aleta romboidal. Pero la cosa no se realizó viral, como diríamos actualmente, hasta el 2 de mayo de 1933, en el momento en que el Inverness Courier publicó, con aire sensacionalista, las declaraciones de una pareja que confirmaba haber visto un colosal animal hundiéndose en las aguas de Loch Ness. Fue la primera vez que apareció un titular con la palabra «monstruo» y la locura se desató por todo Reino Unido. Doctor en Paleontología, especialista en dinosaurios y instructor en la Facultad Isabel I. Integrante de la junta directiva de la Sociedad De españa de Paleontología e estudioso colaborador del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED.

Mackenzie estaba en entre los recorridos turísticos cuando, de regreso, el sónar capó una extraña imagen. Una suerte de masa de 10 metros de longitud y que estaba ubicada a 170 metros de profundidad, lo que es la prueba “más convincente” de que la criatura realmente existe. En las imágenes tomadas por la cámara se puede observar una sombra bastante difusa sobre el agua. Y recordad que podéis seguir el blog además en Fb, Instagram y Youtube para considerablemente más fotografías, vídeos, rutas y asimismo historias. Si disfrutas la historia de Escocia, en este momento habrás comprobado que hay poquísimas publicaciones que charlen de ella en nuestro idioma.