El Mito Del Lago Ness

Esto lo convierte en la mayor masa de agua dulce de Gran Bretaña por volumen. Pero los fenómenos incomprensibles relacionados con el lago Ness son anteriores a aquel fatídico viaje de 1933. De hecho, los humanos han visto algo al asecho en sus profundidades durante milenios.

La referencia conocida más vieja está obtenida en un artículo del siglo VII llamado \’Vida de San Columba\’. Este santurrón fue un misionero irlandés encargado de llevar el cristianismo a Escocia. Al parecer, cierto día en que pasaba cerca del lago observó a un grupo de hombres que enterraban a un difunto, el cual había sido en teoría mordido por un enorme monstruo que vivía en el lago. San Columba no podía permanecer indiferente ante tal inconveniente, y parece ser habría decidido plantar cara al monstruo más tarde.

“La mayor evolución de la tecnología en la búsqueda del lago Ness que se ha producido es la relativa al sonar”, afirma Shine. “Los sonares multihaz acoplados a vehículos submarinos autónomos que tienen la posibilidad de acercarse a metros de una meta… nos dan una resolución magnífica. Y eso solo ocurrió en los últimos cinco años”. Cuando la manía del monstruo del lago Ness reventó a mediados de la década de 1930, múltiples biólogos se dedicaron a examinar el lago con la esperanza de encontrar una explicación mucho más plausible. Por ese momento, no se pensaba que las focas grises vivieran realmente en el lago debido al agua dulce y a las temperaturas increíblemente frías del agua, pero varios científicos atribuyeron los avistamientos de monstruos a estos mamíferos seguidores del salmón.

¿De Qué Manera Es Nessie?

Si disfrutas la narración de Escocia, ahora habrás comprobado que hay poquísimas publicaciones que charlen de ella en nuestro idioma. Para ponerle remedio, en la Navidad de 2021 publiqué «Breve Historia de Escocia», ¡el primer libro de historia general escocesa, entretenido, divertido, rigurosísimo y totalmente en castellano! Desde la década de 1930 no había habido ningún año en el que no se generara algún supuesto avistamiento de Nessie hasta el fatídico 2013. Ese año, el Club de Fanes del Monstruo del Lago Ness (sí, existe y esta es su página web) declaró con enorme desolación que no se había sabido nada de la criatura en dieciocho meses.

Equipados con equipamiento de todos los colores como solo los yankis saben hacer, se dedicaron a examinar el loch escrupulosamente con un radar, penetrando en la oscuridad de sus aguas con una cámara subacuática armada con luz de alta potencia. Otros identifican al Monstruo del Lago Ness con un kelpie, pero dado que los kelpies son criaturas mitológicas con forma de caballo, no veo clarísimo el tema. El Monstruo del Lago Ness es un personaje habitual en nuestro imaginario desde los «avistamientos» ocurridos en este loch de las Highlands de Escocia a lo largo de la década de 1930.

Pero los desenlaces asimismo incluyeron animales enormes como 11 especies de peces, 20 mamíferos y tres anfibios. Al detenerse, observaron una gran criatura con un “cuerpo parecido al de una ballena” que creaba “olas suficientemente enormes para haber sido mandadas por un barco de vapor “. Aturdidos, la pareja aguardó casi media hora con la “esperanza de que el monstruo volviese a salir a la área”. Y recordad que podéis seguir el blog también en Fb, Instagram y Youtube para mucho más fotografías, vídeos, sendas e historias.

El lago Ness pertenece a la serie de lagos de Escocia que fueron formados por los glaciares. Sus aguas tienen una visibilidad extraordinariamente baja debido al alto contenido en turba (material orgánico rico en carbono) que viene de los suelos próximos. Este aspecto, sumado a la atmósfera de magia vieja y misticismo inherente a las neblinas de las Tierras Altas escocesas, hizo que el lago Ness se convirtiera en el ámbito especial en el que abundaron los monstruos y las leyendas. Entre todas ellas, la que mejor ha soportado los embistes del tiempo fué la de Nessie, el monstruo del lago Ness.

El Monstruo Del Lago Ness, Bajo El Microscopio

En el registro de Campbell, hay cientos y cientos de fotografías de apasionados que acompañan a los avistamientos presentados para otorgar pruebas fotográficas de acompañamiento. Muchas de estas fotografías son borrosas, sin enfocar, indistinguibles y poco contundentes. En otras palabras, no se parecen en nada a la simbólica “Fotografía del Cirujano”, de en torno a 1934. Campbell afirma que la mayor parte de los avistamientos notificados son cosas fácilmente reconocibles, como las estelas de los barcos o las aves que bucean en el agua. Tras una investigación inicial, sólo un tercio de los avistamientos llegan a registrarse, e incluso ciertos de ellos no son necesariamente monstruosos. Mucho más de dos décadas después, el registro de Campbell cuenta con 1.136 avistamientos en su base de datos.

Y sucede que la imaginación y el espíritu humano se alimenta bastante superior de los mitos y las leyendas que de la realidad. En cuanto a los últimos años, 2017 tuvo el honor de ostentar el récord de «avistamientos» de la criatura en lo que va de siglo XXI. Aun de esta forma, no fueron mucho más que ocho la gente que aseguran haber visto algo, en contraposición a las varias decenas y decenas de avistamientos por año de los que se daba aviso hasta la década de 1970. En 1994 se descubrió que Marmaduke Wetherell había falsificado la fotografía cuando era usado del Daily Mail. Ya que porque en el jornal se habían reído bastante de él a causa de una broma que le habían gastado unos pequeños de la región de Loch Ness. Wetherell incluso se desplazó hasta allí, convencido de que los niños habían visto una criatura excepcional.

El Hombre Que Creó El Mito Del Monstruo Del Lago Ness

“Efectivamente, estábamos usando una red molecular para atrapar el material celular y después extraíamos el ADN de esa secuenciación para poder ver qué especies estaban presentes en el material celular encontrado en el agua”, dice Gemmell. Urquhart Castle pertence a las fortalezas mucho más icónicas y famosas de toda Escocia. De ahí que, la figura sortea y enigmática del Monstruo del Lago Ness nos dió varias novelas, decenas y decenas de películas, apariciones en series, en comics, en juegos para videoconsolas… Toda esta producción da para otro producto entero, que prometo publicar muy pronto.

Le sentó tal mal hacer el absurdo que decidió tomar venganza, por su parte, con otro engaño. Situado a 39 km al suroeste de la ciudad escocesa de Inverness, el lago Ness está cubierto culturalmente por el mito del monstruo que –según la leyenda– lo habita. El proyecto no encontró pruebas de que el mar entrara en el lago en el final de la Edad de Hielo (y ningún monstruo parecido a un dinosaurio llegó con él). Shine afirma que este fue el principio del fin de su creencia en que un plesiosaurio vivía en el lago Ness.

Jamás se esclareció lo sucedido y el monstruo parece haber sido devorado por las entrañas de la tierra. Que un conductor de autobús escocés aficionado a la pesca andaba por los aledaños del lago Ness habitualmente. Un agua turbia y mágica, que atraía a pájaros que no eran habituales en esa región y que él vio morir.