El Monstruo Del Lago Ness De Verdad

Por servirnos de un ejemplo, una talla picta del siglo I representa un animal de enorme cabeza con aletas que, según ciertos, semeja un elefante nadando. “El funcionamiento de la humanidad consiste en racionalizar y comprobar las mitologías”, afirma Adrian Shine, directivo del Emprendimiento Lago Ness e estudioso desde hace tiempo. La búsqueda científica del mítico monstruo reveló ciertos datos sorprendentes sobre su hogar en las Highlands escocesas. Además de esto, Nessie le ha dado de comer a cientos de hoteles, B&B, restaurantes, museos y empresas de tours desde tiempos inmemoriales. Y bien gustosos que pagamos todos un pequeño plus por vivir la ilusión de que lo irrealizable es viable y de que las leyendas pueden hacerse realidad ante nuestros ojos en cualquier momento.

el monstruo del lago ness de verdad

Después de que el año 2013 se convirtiese el primero en 88 años en el que no hubo ningún avistamiento, en el 2014 el mito volvió a resurgir merced al servicio de mapas de Apple. Una investigación subacuático de 2016 en el lago Ness, realizado por un dron marino llamado Munin, arrojó una imagen de sonar de algo en el fondo del lago con una manera distintiva de cuello largo. Se trataba de un elemento de atrezzo de la película de 1970 La vida privada de Sherlock Holmes que se había hundido en el fondo durante el rodaje. “Una pequeña joroba negra salió del agua a unos 400 metros de distancia”, afirma Campbell. Al querer presentar un informe, descubrió que no existía ninguna lista o registro real destinado a los avistamientos del monstruo del lago Ness. El lago Ness es un turbio loch (lago en gaélico escocés) de 35 km cuadrados con una hondura máxima oficial de 230 metros en las recónditas Highlands escocesas.

William Wallace, El Último Héroe Escocés

Sin embargo, en 1994 salió a la luz que había sido todo una falsificación organizada por Marmaduke Wetherell. Parece ser, \’Daily Mail\’ lo había ridiculizado públicamente tras ser convencido de buscar un monstruo que luego resultó se trataba sencillamente de una broma para pequeños. A modo de venganza, Wetherell decidió realizar un montaje con arcilla pegada a un submarino de juguete y después persuadió a Wilson para que él publicara las fotografías, lo que servía para proporcionarles probabilidad. Pese a ello, la fotografía era a esas alturas tan famosa que muchas personas prosiguieron pensando que era verdadera. Como frecuenta suceder con este tipo de historias, la propagación del mito se la debemos al \’boca a boca\’, o los relatos orales y después escritos que llegaron hasta nuestros días. Específicamente, hay rumores desde hace más de 1.600 años de un presunto monstruo en el lago que se encuentran en las Highlands de Escocia.

De cualquier manera, la comunidad científica en bloque descartó estas fotografías cuando se probó que habían sido retocadas, giradas y cambiadas por computador. En las originales solamente se adivinan unos negros sedimentos en el fondo del loch. Pero la cosa no se realizó viral, como afirmaríamos actualmente, hasta el 2 de mayo de 1933, en el momento en que el Inverness Courier publicó, con aire sensacionalista, las declaraciones de una pareja que confirmaba haber visto un colosal animal hundiéndose en las aguas de Loch Ness. Fue la primera oportunidad que apareció un titular con la palabra «monstruo» y la locura se desató por todo Reino Unido.

¿De Qué Manera Es Nessie?

Mientras que varios se emocionaban con este giro radical en los hechos, otros muchos empezaban a cuestionar la veracidad detrás de esta imagen. En concreto, señalaban el Photoshop como el culpable de la mudanza de Nessie al norte de Inglaterra desde Escocia. Pero, no es la primera vez que este truco fotográfico se cruza en el sendero del mito del monstruo del Lago Ness. Para Gemmell, no se trataba sencillamente de usar la ciencia para descifrar una historia de historia legendaria, sino más bien de probar que el ADN ambiental es una herramienta increíblemente útil para conocer el planeta en el que vivimos. “En este momento podemos emplear esta información como referencia para ver cómo cambia el medio ambiente debido al encontronazo humano en el lago. Es un barómetro para comprender el cambio en todo el tiempo”. En junio de 2018, reunió a un equipo popular como los Cazadores del lago Ness que incluía expertos en biología marina, evolución, arqueología, ecología molecular y especies acuáticas…

La verdad es que en 1868 un periódico local, el Inverness Courier, charla en un artículo del avistamiento de un extraño pez de importante tamaño y confusa morfología en las aguas de Loch Ness. Otros vinculan sus apariciones con los movimientos sísmicos de la región. El Plesiosauros es un reptil de agua dulce o salada que vivió en la era de los dinosaurios. Lo que está claro es que Nessie prosigue fascinando y eso siempre y en todo momento está bien. No solo por el hecho de que la historia sea bastante interesante para hacerlo, sino porque irremisiblemente, allí donde hay una historia interesante asimismo hay un negocio. Hay docenas de hoteles, tours y vendedores de \’souvenirs\’ relacionados con el monstruo que le deben el sustento por mes a dicha leyenda, y es un personaje entrañable que forma una parte fundamental de la civilización de Reino Unido y Escocia.

Una Leyenda Milenaria Que Cogió Fuerza Hace 200 Años

En todo el año siguiente, sometieron las muestras a la última tecnología de secuenciación de genes y tuvieron a seis equipos distintas de todo el mundo haciendo un trabajo de forma sin dependencia para cotejar el ADN. “Pudimos detectar la vida en el lago con determinado nivel de seguridad”, dice Gemmell. El emprendimiento no encontró pruebas de que el mar entrara en el lago en el final de la Edad de Hielo (y ningún monstruo similar a un dinosaurio llegó con él).

Antiguos Orígenes Del Monstruo Del Lago Ness

Al padre adoptivo de Chris Spurling lo había contratado el jornal Daily Mail para ofrecer con el monstruo del Lago Ness. Marmaduke Wetherell dio en su búsqueda con una supuesta huella de Nessie, pero al llevar el descubrimiento fue ridiculizado por haberse creído que aquello era un resto de esta criatura. Herido en su orgullo y con la ayuda de sus 2 hijos, Ian y Chris, se le ocurrió un plan para vengarse del períodico sensacionalista.

Pertrechados con equipamiento de todos y cada uno de los colores como solo los yankis saben llevar a cabo, se dedicaron a examinar el loch escrupulosamente con un radar, penetrando en la obscuridad de sus aguas con una cámara subacuática armada con luz de alta capacidad. Los años 70 del siglo XX fueron moviditos en el campo de la criptozoología y el Monstruo del Lago Ness no podía ser menos. Y sucede que en 1972 se dió casi por probada la existencia de Nessie a causa de una foto subacuática. Sea cual sea la explicación real, “Nessie” seguirá generando expectación entre los curiosos u proseguirá nutriendo a los pobladores de la zona, a la que cada año acuden cientos de personas para lograr revisar en persona si la leyenda es alguna o no. A lo largo de décadas se ha cuestionado la objetividad y veracidad de los presentes que aseguran haber visto al monstruo.

El Monstruo Del Lago Ness, Bajo El Microscopio

Un grupo de Científicos que inspeccionaban el fondo del Lago Ness hallaron la silueta de un monstruo de diez metros de longitud, pero en realidad era el falso animal que se utilizó en la cinta de Wilder. Es el caso de Ronald Mackenzie, que transporta años explorando por el lago y que ahora conduce un catamarán turístico que los recorre. Mackenzie se encontraba en entre los recorridos turísticos en el momento en que, de regreso, el sónar capó una extraña imagen. Una suerte de masa de 10 metros de longitud y que estaba ubicada a 170 metros de hondura, lo que es la prueba “más convincente” de que la criatura realmente existe. En la mitología escocesa ya se charlaba de una criatura que vivía en el lago Ness, pero la historia del sitio ganó popularidad en el momento en que, en 1933, llegó a la prensa una vez que un corresponsal anónimo contara de qué forma un matrimonio la había visto en la superficie del lago.