El Monstruo Del Lago Ness Videos Reales

Aunque tanto Marmaduke como Ian habían muerto para entonces, los modernos cazadores de Nessie corroboraron la historia con Christian Spurling, que entonces tenía 94 años. En el registro de Campbell, hay cientos de fotografías de aficionados que acompañan a los avistamientos presentados para proporcionar pruebas fotográficas de acompañamiento. Muchas de estas fotografías son borrosas, sin enfocar, indistinguibles y poco convincentes. En otras expresiones, no se semejan en nada a la simbólica “Fotografía del Cirujano”, de alrededor de 1934.

En 1972 de nuevo, un grupo encabezado por el letrado estadounidense Robert Rines consiguió algunas fotografías subacuáticas. Una de ellas era una imagen de la que se ha argumentado que se trataría o bien de una aleta romboidal, una aleta de algún pez o aun burbujas de aire. De cualquier manera, la comunidad científica e inclusive varios criptozoólogos han descartado estas pruebas, alegando que fueron modificadas por pc. La fotografía mucho más conocida, tomada en teoría por el cirujano londinense Robert Wilson en 1934, es la que dió la vuelta al planeta y catapultó la popularidad del monstruo. Sin embargo, en 1994 salió a la luz que había sido todo una falsificación estructurada por Marmaduke Wetherell. Al parecer, \’Daily E-e correo electrónico\’ lo había ridiculizado públicamente tras ser convencido de buscar un monstruo que entonces resultó se trataba sencillamente de una broma para pequeños.

Ley Del “solo Sí Es Sí” La Fiscalía Del Supremo Pide No Rebajar Los 11 Años De Cárcel De Un Violador Porque Es “proporcional”

En el final, en 1985, se demostró que tenían razón en la suposición de que las focas podían encontrarse en el lago Ness en los meses de verano gracias a la persecución de sus presas. La imagen, supuestamente tomada por el respetado ginecólogo londinense Robert Wilson, muestra a una criatura medio sumergida con una espalda larga y esbelta, un cuello encorvado y una cara puntiaguda. Se semeja bastante a un plesiosaurio, un enorme reptil marino con aletas extinguido hace mucho tiempo que vivió en la era jurásica. Y desató una disparidad como ninguna otra en la historia de la criptozoología, mandando a los turistas a las Tierras Altas de Escocia para poder ver por sí mismos a la criatura de 65 millones de años de antigüedad similar a un dinosaurio nadando en el lago Ness. Pero otros avistamientos charlan de criaturas distintas, mucho más parecidas a elefantes (algunos se encontraban por la región en los años 30 gracias a un circo que visitaba la zona de Inverness) camellos o un colosal esturión que fue encontrado cerca del lago. Nuevamente, la lógica hace bien difícil opinar que un animal del que jamás han aparecido los huesos y que no posee aptitud para alimentarse en una región tan pequeña logre verdaderamente sobrevivir a lo largo de tantos años.

el monstruo del lago ness videos reales

“Jamás decimos que se trate del monstruo del lago Ness, sino se trata de algo inexplicable en el lago Ness”, afirma Campbell. Pero San Columba, con la ayuda de la oración, persuadió al monstruo a fin de que dejase en paz al hombre. La bestia volvió a hundirse en el agua y los lugareños, agradecidos, se convirtieron al cristianismo en el acto.

Youtube: ¿el Nuevo Monstruo Del Lago Ness? Captan En Alaska Un «extraño Objeto» Que Revoluciona Internet

De entre las diferentes teorías que se han barajado a lo largo de la historia, la que mucho más adeptos tiene es la que afirma que Nessie era un ser prehistórico que habitó en el periodo Jurásico y Trásico. «Su cuerpo se equipara con el de un cierto grupo de reptiles marinos que convivieron con los Plesiosaurios . Como acostumbra ocurrir con este tipo de historias, la propagación del mito se la debemos al \’boca a boca\’, o los relatos orales y después escritos que llegaron hasta nuestros días. Específicamente, hay rumores desde hace más de 1.600 años de un presunto monstruo en el lago que están en las Highlands de Escocia. El lago Ness tiene una forma muy peculiar y alargada que se prolonga por una falla que cruza esta región en las Tierras Altas desde Inverness hasta Fort Williams , y ese sería el lugar escogido por el longevo animal para vagar sin ser visto.

el monstruo del lago ness videos reales

A modo de venganza, Wetherell decidió llevar a cabo un montaje con arcilla pegada a un submarino de juguete y después persuadió a Wilson a fin de que él publicara las fotografías, lo que servía para darles credibilidad. A pesar de ello, la fotografía era a esas alturas tan famosa que muchas personas siguieron creyendo que era verídica. De cualquier manera, la primera descripción actualizada como tal la disponemos en 1886, en concreto en un producto publicado en el \’Inverness Courier\’, refiriéndose a los rumores acerca de la presencia de un “pez colosal u otra criatura” en la profundidad de las aguas. Muchos estiman que se trataría de una estratagema para beneficiar el turismo, mezclada con el folclore local y con historias precedentes sobre unos míticos caballos acuáticos llamados kelpies, los cuales, según la historia de historia legendaria, habitarían en las profundidades del lago.

Gemmell afirma que es elogiable, si bien no probable, que logre haber anguilas de tamaño inusualmente grande en el lago Ness. A lo largo del año siguiente, sometieron las muestras a la última tecnología de secuenciación de genes y tuvieron a seis equipos diferentes de todo el mundo haciendo un trabajo de manera sin dependencia para cotejar el ADN. “Pudimos identificar la vida en el lago con cierto nivel de confianza”, dice Gemmell. Mientras que crecía en Nueva Zelanda en la década de los 70 y principios de los 80, Neil Gemmell consumía cualquier cosa sobre el Triángulo de las Bermudas, los extraterrestres y el monstruo del lago Ness. “En este momento entendemos que el monstruo del lago Ness no es un plesiosaurio”, dice Shine. La trama no se descubrió hasta 1994, en el momento en que 2 ávidos estudiosos del lago Ness descubrieron un recorte de periódico de 1975 en el que Ian Wetherell confesaba el engaño.

Monstruo Del Lago Ness: Algo Pasa Con Nessie… Pero, ¿qué?

Al detenerse, observaron una enorme criatura con un “cuerpo similar al de una ballena” que creaba “olas lo suficientemente grandes como para ser enviadas por un barco de vapor “. Confusos, la pareja esperó casi media hora con la “promesa de que el monstruo volviese a salir a la área”. Pero los intentos por captar a la misteriosa criatura prosiguieron y en 1987 se realizó la operación Deepscan, en la que se estudiaron los 227 metros de hondura y los 36 km de longitud del lago. Pero pese a ello, el lago Ness ha continuado siendo un habitual enclave turístico que recibe cada año a cerca de un millón de personas. Tras revisar y investigar en el artículo los testimonios y fotografías tomados durante la historia, sospecho que a todos nos queda bastante claro que, casi con toda probabilidad, Nessie no existe.

Desde el momento en que su leyenda comenzó en el siglo VI -en el momento en que ya se comenzó a charlar de una extraña criatura que vivía en Escocia- el monstruo del lago Ness ha estado dando coletazos hasta esta época. De este modo, este científico descarta las teorías que aseguran que detrás de esta misteriosa criatura se esconde un dinosaurio. Los informes sobre la existencia del monstruo del lago Ness se remontan a cientos de años atrás, con las primeras referencias a la enigmática criatura ahora en el siglo VI. Las imágenes captadas por la cámara de Mavor han causado asombro por su similar con un plesiosaurio. Estos son unos réptiles marinos pertenecientes a la era mesozoica que se han relacionado a lo largo de mucho tiempo con el apodado \’Nessie\’.

Y sucede que en 1972 se dio prácticamente por probada la existencia de Nessie a causa de una fotografía subacuática. Aprovechó ya que otro instante en que Nessie habría emergido de las aguas para abalanzarse sobre un segundo hombre que nadaba apaciblemente en el lago. Solo con su voz, San Columba consiguió amansar a la fiera y mandarle en el fondo del lago de una manera milagrosa, lo que enseña en parte por qué no es muy fácil avistarle. Los más incrédulos no se creen esta historia pues aseguran que se trata de una versión de otra anécdota del beato, que habría matado a un salvaje con el poder de su voz. De hecho, el grupo que acompañaba a Richard llevaba consigo un peluche inspirado en la criatura (que se convirtió en la mascota de la excursión).