El Monstruo Del Mar Caspio

Aberon, Muchas gracias por el fabuloso blog, cada dos o tres días entro para ver si has actualizado y siempre y en todo momento hay alguna sorpresa esperando, eres un crack. Pero como las instalaciones no estaban dispuestas para recibirlo, el enorme Lun fue dejado, de nuevo, sobre la orilla del mar. En el mes de julio del 2020, una flotilla de tres remolcadores y dos escoltas maniobraron con cautela por la costa del Mar Caspio para acercar la pesada máquina, que se encontraba varada, a un tramo de costa cercana al punto mucho más al sur de Rusia.

Fue el ingeniero ruso Rostislav Alexeiev quien investigó el efecto suelo y sus probables apps militares. Sus primeros ensayos le señalaron que era viable crear un enorme vehículo que se desplazara aprovechando este efecto. Imaginó un colosal \’barco volador\’ atiborrado de armas y, dicen, que persuadió nada menos que al líder soviético Nikita Jrushchov. Con su visto bueno los fondos llegaron sin problemas y se inició la historia del “Monstruo del Mar Caspio”. El viaje tuvo una duración de 14 horas en las que navegaron por unos cien kilómetros en la parte occidental del mar que le dio el nombre, el Caspio. El primero de la estirpe de ekranoplanos rusos fue el KM aparecido en 1966.

Maravillas De La Ingeniería Actualizada Avanzadas A Su Tiempo

El “Ekranoplano clase Lun” es uno de los automóviles militares más llamativos, un híbrido entre avión y barco que fue usado por la Unión Soviética en la Guerra Fría. Este avión navegante o barco volador, como se lo prefiera llamar, mide 73 metros de largo, con 44 metros de envergadura y tiene un peso de 286 toneladas sin carga. Su mayor ventaja es que era capaz de “correr” o volar considerablemente más rápido que un barco, no tanto como un avión, pero llevando mucho más carga que éste y con menos gasto de carburante.

En el mes de julio un equipo de tres remolcadores y 2 embarcaciones de acompañamiento trabajaron a lo largo de 14 horas para trasladar este mastodonte de metal unos 100 km hasta la costa de Derbent. Este parque pretende realzar las glorias militares de Rusia, una mezcla de melancolia imperial y grandiosidad soviética amoldada al siglo XXI. No para volar, sino para transformarse en la atracción de un futuro parque de atracciones en la ciudad de Derbent, en el radical sur de Rusia. Equipado con misiles, torretas con ametralladoras y una tripulación de 15 personas, nunca llegó a ingresar en operaciones militares. Almacena mi nombre, correo y página web en este navegador para la próxima vez que comente algo.

De esta forma se ve al ekroplano Lun encallado en el Mar CaspioLa desproporción entre el largo del fuselaje y las alas se explica por la sustentación que se requiere para lograr el ‘efecto suelo’ para que este aparato logre volar a baja altura. Si bien la Organización Marítima En todo el mundo lo considera barco, se trataba de un híbrido que navega sobre el agua sin tocarla, a una altura de entre uno y cinco metros. Rusia decidió salvarlo para transformarlo en una atracción turística, y se transformará en el enorme protagonista del Patriot Park, un museo militar y parque temático que se construirá en Derbent para exhibir equipo militar soviético y ruso. Más de un año en la costa occidental del mar Caspio detenido, encallado, sin absolutamente nadie que lo mueva, llegaron a su fin.

Ekranoplanos: La Solución Determinante Soviética

El KM fue de todos modos el “Monstruo del Mar Caspio”, pero el Lun heredó el apodo y siempre y en todo momento se mencionó de él en esos términos. En un tiempo se va a poder admirar este asombroso ingenio militar de tan escasa utilidad. El ekranoplan presentaba muchas características si lo equiparamos con un avión. Primeramente los dos vuelan, pero el ekranoplan solo puede hacerlo unos metros sobre el terreno.

El MD-160 Lun en vuelo sobre el Mar Caspio Con su velocidad de vuelo (500 km/h) no era posible salvar con facilidad los óbices que se pudiera conseguir, por lo que tampoco era operativo si había mala mar con olas enormes. Pero lo malo era que el pilotaje resultaba muy delicado, fundamento principal por el que su desarrollo fue descuidado y hoy día tan solo persisten pequeños modelos de aerodeslizadores o ekranoplanos. N de entonces A caballo entre el barco y el avión, la Marina soviética y después la Marina rusa, pusieron el Lun operativo como unidad naval, aunque siempre y en todo momento fue operado por pilotos y personal de la Fuerza Aérea. Con similar aptitud de carga, 137 toneladas, se armó tal y como si fuera un buque de área y se le dotó de seis misiles antibuque P-270 Moskit, SS-N-22 Sunburn en código OTAN. Este misil es un arma de gran tamaño con casi diez metros de largo y 4.500 kg de peso.

También era con la capacidad de volar no solo sobre el mar, sino más bien sobre superficies heladas o sobre planicies sin óbices, motivo que propició el interés de la URSS. Finalmente, tenía la ventaja de que, al volar tan bajo, no iba a ser detectado por los radares navales, pudiendo agredir con gran rapidez gracias a su gran velocidad. Ekranoplan KM Con la experiencia acumulada con el KM, se empezó en 1975 la construcción de lo que iba a ser el diseño definitivo para su fabricación en serie.

Historias De Terror Cortas Para Este Halloween 2022

Designado como Proyecto 903 y bautizado como “Lun”, este aparato era una mezcla de avión y de barco, o más exactamente, un ekranoplano, una palabra amoldada del término ruso “экранопла́н”, usado para referirse a los planeadores. Diseñado en la década de 1970 como un proyecto misterio, se encontraba impulsado por ocho motores a reacción Kuznetsov NK-87, ubicados en la parte de adelante de la nave y con los que llegó a alcanzar una velocidad de 550 km/h. “Lun” se encontraba hecho para volar verdaderamente a escasa distancia del agua, de manera parecida a como se deslizan los hovercrafts sobre las olas, pero mucho más veloz.

Uno De Los Aviones Más Enormes (y Extraños) De La Historia Deja Su Letargo

Habían creado un engendro que podría transportar a 1.000 soldados sobre el agua, aun con olas de cinco metros, sobre superficies heladas o mediante llanuras sin obstáculos. Rememorar que si bien era un emprendimiento secreto, los americanos ( que también hacen las cosas enormes)ahora hacían espionaje utilizando los satélites. De peso fue popular en sus tiempos de esplendor como el “monstruo del Mar Caspio”.

Este espectacular avión ekranoplano era con la capacidad de despegar y aterrizar en condiciones muy duras, lo cual la hacía una nave “todoterreno”. También tenía un enorme arsenal de armas, logrando lanzar varios tipos de misiles en los cañones ubicados en la parte superior. Es indudablemente una proeza tecnológica en muchos sentidos, aunque por último quedó como un reclamo turístico para la gente de visita en el mar Caspio.