El Monstruo Marino Del Lago Ness

Sus 19 “avistamientos” fueron estelas de barcos o aves de cuello largo en busca de peces. Un estudio de la BYU realizado en 1961 empleó cámaras y equipos de sondeo. Un estudio subacuático de 2016 en el lago Ness, efectuado por un dron marino llamado Munin, arrojó una imagen de sonar de algo en el fondo del lago con una forma propia de cuello largo. Tenía que ver con un objeto de atrezzo de la película de 1970 La vida privada de Sherlock Holmes que se había hundido en el fondo a lo largo del rodaje. En lo que va de año, se han registrado ocho probables avistamientos de “Nessie”.

Asimismo hubo una gran cantidad de ADN que recogieron y que no pudieron cotejar con una especie conocida dado a que las secuencias eran bastante cortas, faltaban hebras o había otras anomalías. Seguramente ciertos podrían emplear esto como prueba de que el plesiosaurio Nessie sigue ahí fuera, pero, al igual que en la búsqueda de Bigfoot, la carga de la prueba está en encontrar evidencias que confirmen que algo existe. Hoy en dia, Gemmell es uno de los líderes neozelandeses en la investigación del ADN medioambiental y detalla su trabajo como la recogida de “todos los trozos que dejamos al pasar por un ambiente. Así sean escamas de piel, pestañitas, caca u orina”. En los últimos tiempos, su trabajo comenzó a atraer la atención de los investigadores de criptozoología, incluyendo los que buscan a Bigfoot.

Al comienzo apareció como un punto negro en la área, pero pronto empezó a moverse hacia la izquierda a través de la bahía y sumergiéndose en las frías aguas del lago. No es la primera vez que un sónar descubre lo que podía ser a señal del legendario animal. En verdad, hace 4 años un robot halló al único monstruo que de se pudo acreditar que estuvo en el lago. Se trataba del desarrollado por Billy Wilder hace 46 años para el rodaje de la película “La vida privada de Sherlock Holmes”. Un grupo de Científicos que inspeccionaban el fondo del Lago Ness hallaron el contorno de un monstruo de diez metros de longitud, pero en realidad era el falso animal que se usó en la cinta de Wilder.

Una Leyenda Milenaria Que Cogió Fuerza Hace 200 Años

Los propietarios del buque fueron condenados a tres años de prisión por imprudencia grave y el ayuntamiento de Banyoles fue declarado como responsable civil de la tragedia. No obstante, no faltaron voces que recordaban que algo extraño pasaba en el lago desde… El 8 de octubre de 1998, un pequeño buque de recreo zarpó de la orilla del lago de Banyoles a las diez de la mañana.

el monstruo marino del lago ness

Sus aguas tienen una visibilidad extraordinariamente baja debido al alto contenido en turba (material orgánico abundante en carbono) procedente de los suelos cercanos. Este aspecto, sumado a la atmósfera de magia antigua y misticismo inherente a las neblinas de las Tierras Altas escocesas, hizo que el lago Ness se convirtiera en el ámbito especial en el que proliferaron los monstruos y las leyendas. Entre todas y cada una ellas, la que mejor ha soportado los embistes del tiempo ha sido la de Nessie, el monstruo del lago Ness.

Historia Del Kilt, El Sello De Identidad De Los Escoceses

La más llamativa fue la de una de norteamérica, que aseveró que ha podido ver a la criatura durante 10 minutos por medio de una cámara web. Su afición le lleva a pasar horas delante del ordenador, conectada a una cámara web instalada en la Bahía de Urquhart. Esta era la segunda vez que Wangle podía ver a la bestia y la que mucho más duró.

Finalmente, reclutaron a Wilson a fin de que revelase las fotografías y las reclamara como propias. A día de hoy, no está claro por qué se convenció al médico a fin de que se involucrara. La imagen, en teoría tomada por el respetado ginecólogo londinense Robert Wilson, exhibe a una criatura medio sumergida con una espalda extendida y esbelta, un cuello encorvado y una cara puntiaguda. Se parece mucho a un plesiosaurio, un enorme reptil marino con aletas extinguido hace un buen tiempo que vivió en la era jurásica. Y desató una disparidad como ninguna otra en la narración de la criptozoología, enviando a los turistas a las Tierras Altas de Escocia para poder ver por sí mismos a la criatura de 65 millones de años de antigüedad similar a un dinosaurio nadando en el lago Ness. A lo largo de los años, la búsqueda obsesiva de una criatura acuática de cuello largo y aspecto de dinosaurio solo ha dado sitio a fotografías manipuladas, agua turbia y accesorios de películas.

¿Cómo Es Nessie?

El lago Ness es una mole de agua alargada de casi 60 kilómetros cuadrados de superficie y mucho más de 200 metros de hondura en sus zonas más profundas. Banyoles tiene poca más de un quilómetro cuadrado de área y unos 40 metros de profundidad máxima. Incluso en el caso hipotético de que enserio hubiera un monstruo, este por sentido común habría de ser considerablemente más pequeño que Nessie. De hecho, es raro el año en el que no se produce uno o múltiples anuncios de la presencia de un reptil de cuello largo asomando por las aguas del lago. Hasta la actualidad, la mayoría de las alertas fueron por avistamientos en la superficie del lago, que en su mayoría describían al animal como una suerte de dinosaurio de cuello largo que emergía del agua.

Gemmell se cuida de decir que un estudio no nos comunica todo sobre el lago Ness. Shine desea utilizar el ADN ambiental adjuntado con otra tecnología bien considerada para obtener una imagen aún mucho más completa del sitio que ha estudiado durante las últimas cinco décadas. “La mayor evolución de la tecnología en la búsqueda del lago Ness que se ha producido es la relativa al sonar”, afirma Shine.

Casa Real Lo Que El Rey Juan Carlos No Sabía De Corinna Larsen

Los supuestos avistamientos de criaturas marinas comenzaron en el 1800, pero en los primeros años solo el 10% de todos y cada uno de los casos registrados describían monstruos con cuellos largos como plesiosaurios. Con estos datos, los investigadores proponen que la “dinomanía” había disparado la imaginación del público de tal manera que se creó una condimenta de “ilusión colectiva”. De ahí que cualquier forma inexplicable que se viera en las aguas del Lago Ness se atribuiría a un dinosaurio. Hubo cientos de estudios sobre este mítico animal, pero la última ha recabado toda la información y estadísticas relacionadas con monstruo desde principios del siglo XIX. Los primeros teóricos avistamientos charlaban de que tenía que ver con un monstruo marino en forma de serpiente.