El Moustro De Lago Ness

Finalmente, reclutaron a Wilson para que revelara las fotos y las reclamara como propias. A día de hoy, no está claro por qué se persuadió al médico a fin de que se involucrara. En múltiples textos de hace 1.500 años, se observan víboras marinas, caballos de agua y kelpies de agua en las vías fluviales de Escocia. La primera cita escrita procede de una biografía del siglo VII del misionero San Columba, el santurrón responsable de la conversión de Escocia al cristianismo a mediados del siglo VI.

el moustro de lago ness

En un primer momento barajaban 4 probables teorías y dijeron que ninguna les parecía plausible. En este momento, el profesor Neil Gemmell, de la Facultad de Otago en Nueva Zelanda, ha hecho públicos los resultados de los análisis y desechan de pleno que Nessy pudiera tratarse de un dinosaurio. En las muestras advirtieron piel, escamas, plumas, pelaje, heces y orina. El análisis detallado de las muestras terminan con 200 años de teóricos avistamientos de grandes monstruos marinos de cuello largo. Hubo cientos y cientos de estudios sobre este mítico animal, pero la última ha recabado toda la información y estadísticas relacionadas con monstruo desde principios del siglo XIX.

Así lo refleja la biografía del monje irlandés San Columba, que mentaba a una “bestia de agua” gigante que arrastraba a un hombre a la muerte en el río Ness de Escocia. No obstante, Nessie pasó casi inadvertida hasta 1933 una vez que se edificara una carretera a lo largo del lago, lo que lo hacía estar mucho menos apartado. En cuestión de meses, múltiples personas se presentaron alegando haber visto una bestia enorme al asecho cerca del agua.

De Qué Manera Disfrutar De Las Perfectas Vacaciones En Escocia

Durante bastante tiempo, si bien no se podía asegurar qué clase de criatura salía en la imagen, se tomó la fotografía en sí por real. En abril de 2017, se dio cuenta de que utilizar su experiencia científica para resolver el misterio del monstruo del lago Ness podría ser el ejemplo perfecto de emplear una historia de historia legendaria popular para realizar un punto científico. “Me preocupaba un poco de qué manera podría influir esto en mi carrera”, afirma Gemmell, “pero era una oportunidad para charlar a la multitud sobre la ciencia de una forma diferente”. “El ADN ambiental es una nueva y poderosa herramienta para entender nuestro planeta”, enseña a Habitual Mechanics Neil Gemmell, genetista de la Universidad de Otago y líder del equipo del proyecto Loch Ness Hunters. “Y nos encontramos creando una imagen relativamente precisa de la vida en el lago. Aunque no se han encontrado reptiles, es elogiable que haya otras criaturas de tamaño inusual allí.” A partir de los años 30 han comenzado los avistamientos usuales y, evidentemente, las fotografías que probarían la existencia del solitario Nessie.

Además de esto, Nessie le dió de comer a cientos y cientos de hoteles, B&B, sitios de comidas, museos y empresas de tours desde tiempos inmemoriales. Y bien gustosos que pagamos todos un pequeño plus por vivir la ilusión de que lo imposible es posible y de que las leyendas tienen la posibilidad de hacerse situación frente nuestros ojos en cualquier momento. De ahí que, la figura esquiva y enigmática del Monstruo del Lago Ness nos dió varias novelas, decenas de películas, visualizaciones en series, en comics, en juegos para videoconsolas… Toda esta producción da para otro producto entero, que prometo publicar prontísimo. En la actualidad, Gemmell pertence a los líderes neozelandeses en la investigación del ADN medioambiental y describe su trabajo como la obtenida de “todos los trozos que dejamos al pasar por un ambiente. Ya sean escamas de piel, pestañas, caca u orina”. En los últimos tiempos, su trabajo empezó a atraer la atención de los estudiosos de criptozoología, incluyendo los que procuran a Bigfoot. La búsqueda científica del mítico monstruo ha revelado ciertos datos sorprendentes sobre su hogar en las Highlands escocesas.

El Monstruo Del Lago Ness

Aprovechó ya que otro instante en que Nessie habría emergido de las aguas para abalanzarse sobre un segundo hombre que nadaba apaciblemente en el lago. Solo con su voz, San Columba consiguió amansar a la fiera y mandarle en el fondo del lago de una forma milagrosa, lo que explica en parte por qué no es muy simple avistarle. Los más escépticos no se creen esta historia pues afirman que hablamos de una versión de otra anécdota del santo, que habría matado a un salvaje con el poder de su voz.

En lo que se refiere a los últimos años, 2017 tuvo el honor de ostentar el récord de «avistamientos» de la criatura en lo que va de siglo XXI. Aun de esta forma, no han sido más que ocho las personas que afirman haber visto algo, en contraposición a las múltiples decenas de avistamientos al año de los que se daba aviso hasta la década de 1970. Las visualizaciones del Monstruo del Lago Ness han comenzado «enserio» en los años 30 del pasado siglo.

Lago Ness

Pero otros avistamientos hablan de criaturas diferentes, más parecidas a elefantes (ciertos estaban por la zona en los años 30 gracias a un circo que visitaba la zona de Inverness) camellos o un enorme esturión que fue encontrado cerca del lago. De nuevo, la lógica hace difícil creer que un animal del que jamás han aparecido los huesos y que no tiene capacidad para alimentarse en una zona tan pequeña logre verdaderamente subsistir a lo largo de tantos años. No es la primera vez que un sónar descubre lo que podía ser a señal del legendario animal. En verdad, hace 4 años un robot halló al único monstruo que de se pudo acreditar que estuvo en el lago.

También hubo un sinnúmero de ADN que recogieron y que no pudieron cotejar con una especie famosa debido a que las secuencias eran demasiado cortas, faltaban hebras o había otras anomalías. Seguramente ciertos podrían usar esto como prueba de que el plesiosaurio Nessie prosigue ahí fuera, pero, exactamente la misma en la búsqueda de Bigfoot, la carga de la prueba está en conseguir evidencias que confirmen que algo existe. “Creo que hay suficiente comida en el lago Ness para una pequeña población de anguilas razonablemente grandes”, afirma Gemmell. Los resultados, publicados en septiembre de 2019, enseñaron que hay unas 3.000 especies presentes en el lago Ness, muchas de las cuales viven a nivel microscópico. Pero los resultados asimismo incluyeron animales enormes como 11 especies de peces, 20 mamíferos y tres anfibios. “Por el momento no busco a Nessie. Eso terminó hace 20 años y es bastante viejo”, afirma Shine.

Ahora sabéis, si les acercáis a Jämtland y Östersund no perdáis la posibilidad de acercaros al lago Storsjön, disfrutar de la naturaleza, conocer la leyenda del monstruo de Storsjön y quién sabe si ser de los primeros en tener una imagen nítida de él. Los pictos explicaron que el fallecido se encontraba nadando en el lago (o en el río Ness) en el momento en que fue atacado por un «monstruo acuático» que lo arrastró bajo el agua. A pesar de que trataron de rescatarlo de manera rápida con una embarcación, no lograron realizar nada.

A pesar de los muchos años de investigaciones y de la presencia de varios testimonios de presentes, la existencia del famoso monstruo todavía es una incógnita. Aunque las falsificaciones y los bulos eran rebosantes, la ciencia asimismo desempeñó un papel esencial en la búsqueda de Nessie. Ahora en 1904 se realizó un estudio batimétrico en el que se observó que el lago Ness es muy propenso a los espejismos gracias a la lenta reacción de la masa de agua profunda a los cambios de temperatura. La distorsión o el alargamiento de un reflejo era frecuente, llegando a convertir un pájaro acuático de un metro de largo en uno que parecía tres o 4 veces su tamaño real. Después se descubriría que el sonar tenía problemas afines cuando tenía que ver con cambios de temperatura.

Monstruo Del Lago Ness: Algo Pasa Con Nessie… Pero, ¿qué?

Lo cierto es que en 1868 un periódico local, el Inverness Courier, charla en un producto del avistamiento de un extraño pez de gran tamaño y confusa morfología en las aguas de Loch Ness. En el momento en que empieza a emerger del agua, es viable divisar su cuerpo entre las olas. Vas a quedar extrañamente hipnotizado con la visión y vas a saber al momento que lo viste cuando observes los círculos idóneos que deja tras de sí, en la superficie modificada del agua, al hundirse nuevamente rápidamente en las profundidades del lago. Todos sabemos que la historia del monstruo que se oculta en la oscuridad de las profundas aguas del Lago Ness, en la región de las Highlands, no es solo una historia de historia legendaria.