El Moustruo Del Lago Ness

En este artículo, San Columba se encuentra con un grupo de lugareños que entierran a un compañero fallecido por una bestia acuática. A continuación, el santurrón ordenó a uno de sus discípulos que cruzase a nado el lago para recuperar una barca para los hombres. Mientras que el acólito nadaba, fue perseguido por exactamente la misma bestia acuática. El lago Ness es un turbio loch (lago en gaélico escocés) de 35 kilómetros cuadrados con una hondura máxima oficial de 230 metros en las recónditas Highlands escocesas. Esto lo transforma en la mayor masa de agua dulce de Enorme Bretaña por volumen. Pero los fenómenos inexplicables relacionados con el lago Ness son anteriores a aquel fatídico viaje de 1933.

el moustruo del lago ness

«Tomé la misma foto justo en frente del TV cuando estaba viendo el programa. Con la utilización de esta novedosa tecnología, sólo conseguiremos saber más sobre lo que hay en las profundidades de las turbias aguas del lago Ness. El ADN se descompone en el agua en precisamente una semana, con lo que el estudio sólo proporcionaba una ventana de siete días de cada exhibe.

Fue El Primer “avistamiento” Reportado Del Famoso Monstruo

Para Gemmell, no se trataba simplemente de emplear la ciencia para transcribir una historia de historia legendaria, sino más bien de probar que el ADN ambiental es una herramienta increíblemente útil para comprender el mundo en el que vivimos. “Ahora tenemos la posibilidad de usar esta información como referencia para ver cómo cambia el medioambiente debido al encontronazo humano en el lago. Es un barómetro para comprender el cambio a lo largo del tiempo”. “No hay nada remotamente similar en nuestras muestras”, dice Gemmell. En junio de 2018, reunió a un equipo popular como los Cazadores del lago Ness que incluía especialistas en biología marina, evolución, arqueología, ecología molecular y especies acuáticas… A lo largo de dos semanas, navegaron por el lago recogiendo 250 muestras de agua.

Ciertos investigadores llegaron a la conclusión de que la siempre resbaladiza “Nessie”, nombre con el que se bautizó a la bestia marina, podría ser un plesiosaurio, un tipo de reptil marino cuyo primer esqueleto completo se descubrió en Lyme Regis en 1823. El monstruo en teoría sobrevivió al impacto de los asteroides que terminó a los dinosaurios, según mantenían algunos pseudocientíficos, que argumentaban que se refugió en las profundidades del lago para poder subsistir. Converses Paxton, de la Facultad de Saint Andrews, y el paleontólogo Darren Naish, de la Universidad de Southampton, han utilizado técnicas estadísticas para obtener conclusiones de los informes de monstruos marinos que datan de 1801. El dúo repasó 1.688 reportes históricos, incluidos testimonios de primera mano, diarios y libros, que cubrieron 1.543 teóricos avistamientos.

La Joyas De La Corona De Escocia

Mackenzie estaba en entre los recorridos turísticos en el momento en que, de regreso, el sónar capó una extraña imagen. Una especie de masa de diez metros de longitud y que estaba situada a 170 metros de profundidad, lo que es la prueba “más convincente” de que la criatura realmente existe. La imagen, en teoría tomada por el respetado ginecólogo londinense Robert Wilson, exhibe a una criatura medio sumergida con una espalda extendida y esbelta, un cuello encorvado y una cara puntiaguda.

Equipados con equipamiento de todos los colores como solo los yankis saben llevar a cabo, se dedicaron a examinar el loch escrupulosamente con un radar, ingresando en la oscuridad de sus aguas con una cámara subacuática armada con luz de alta potencia. Otros identifican al Monstruo del Lago Ness con un kelpie, pero ya que los kelpies son criaturas mitológicas con forma de caballo, no veo muy claro el asunto. Cientos de miles de personas se desplazan cada año hasta el lago Ness con la promesa de poder ver a la mítica criatura. “Creo que hay bastante comida en el lago Ness para una pequeña población de anguilas razonablemente grandes”, afirma Gemmell. Los desenlaces, publicados en septiembre de 2019, mostraron que hay unas 3.000 especies presentes en el lago Ness, muchas de las que viven a nivel microscópico. Pero los resultados asimismo incluyeron animales grandes como 11 especies de peces, 20 mamíferos y tres anfibios.

La Prueba Mucho Más Evidente De Que El Monstruo Del Lago Ness Existe Y Está Vivo

No lo hizo, pero nació la historia de historia legendaria actualizada del monstruo del lago Ness. Al detenerse, observaron una gran criatura con un “cuerpo similar al de una ballena” que creaba “olas lo suficientemente grandes como para haber sido enviadas por un barco de vapor “. Aturdidos, la pareja esperó prácticamente media hora con la “promesa de que el monstruo volviera a salir a la superficie”. En 1972 de nuevo, un conjunto encabezado por el abogado estadounidense Robert Rines consiguió ciertas fotografías subacuáticas.

Es imposible negar que Escocia tiene muchas historias que contar. Acérquese un tanto más y descubra en nuestro libro electrónico, Fantasmas, mitos y leyendas, sitios místicos, historias espeluznantes y los individuos mucho más curiosos de estas tierras. Sus ásperos bancos descienden hasta una hondura de más de 240 metros y es el mucho más largo de la cadena de lagos que se extienden en todo el Gran Glen. Además, Nessie le dió de comer a cientos y cientos de hoteles, B&B, restaurantes, museos y empresas de tours desde tiempos inmemoriales. Y bien gustosos que pagamos todos un pequeño plus por vivir la ilusión de que lo irrealizable es viable y de que las leyendas tienen la posibilidad de hacerse realidad frente nuestros ojos cualquier ocasión.

¿qué Hay De Cierto?: El Monstruo Del Lago Ness

Sin embargo, Nessie pasó casi desapercibida hasta 1933 una vez que se construyera una carretera en todo el lago, lo que lo hacía estar bastante menos aislado. En cuestión de meses, varias personas se presentaron alegando haber visto una bestia gigante acechando cerca del agua. Gemmell se cuida de decir que un estudio no nos dice todo sobre el lago Ness. Shine desea usar el ADN ambiental junto con otra tecnología bien considerada para conseguir una imagen aún mucho más completa del lugar que ha estudiado a lo largo de las últimas cinco décadas.

Publicada en varias gacetas de gran probabilidad, fortaleció la iniciativa de que había algún género de criatura de importante tamaño en el lago Ness. No obstante, las pruebas asimismo apuntan a que hablamos de una manipulación. “En el final, esa foto resultó estar retocada y puesta del revés”, dice Shine. En múltiples textos de hace 1.500 años, se observan víboras marinas, caballos de agua y kelpies de agua en las vías fluviales de Escocia. La primera cita redactada procede de una biografía del siglo VII del misionero San Columba, el beato responsable de la conversión de Escocia al cristianismo a mediados del siglo VI.

En los últimos años, su trabajo empezó a atraer la atención de los estudiosos de criptozoología, incluyendo los que buscan a Bigfoot. “Por el momento no busco a Nessie. Eso terminó hace 20 años y es bastante viejo”, afirma Shine. “Pero seguimos resolviendo el secreto de lo que la multitud ve. Y ahora lo entendemos, en su mayor parte”. La búsqueda científica del mítico monstruo ha revelado algunos datos sorprendentes sobre su hogar en las Highlands escocesas. Puedes asimismo aumentar tus posibilidades de ver a Nessie haciendo entre los pequeños cruceros en barco que parten desde distintos puntos del lago. Ubicado justo al suroeste de Inverness, la «capital de las Highlands», es posible recorrer en vehículo su margen occidental.

En verdad, es extraño el año en el que no se genera uno o varios avisos de la existencia de un reptil de cuello largo asomando por las aguas del lago. Hasta la actualidad, la mayor parte de las notificaciones fueron por avistamientos en la área del lago, que en su mayoría describían al animal como una suerte de dinosaurio de cuello largo que surgía del agua. De hecho, no son pocas las imágenes que se han publicado del supuesto monstruo milenario. En cuanto a los últimos años, 2017 tuvo el honor de ostentar el récord de «avistamientos» de la criatura en lo que va de siglo XXI. Aun así, no han sido más que ocho la gente que afirman haber visto algo, en contraposición a las múltiples decenas de avistamientos al año de los que se daba aviso hasta la década de 1970. Una mujer cree que ha ‘ resuelto ‘ el secreto del monstruo del lago Ness y sabe exactamente qué es la bestia.