El Otro Monstruo Del Lago Ness

Al comienzo apareció como un punto negro en la superficie, pero próximamente empezó a moverse hacia la izquierda a través de la bahía y sumergiéndose en las frías aguas del lago. Las apariciones del Monstruo del Lago Ness han comenzado «de verdad» en los años 30 del pasado siglo. La primera novedad es de 1930, del periódico Northern Chronicle, que informó del inquietante testimonio de 2 pescadores que aseguraban haber visto una gran y extraña criatura en Loch Ness. MacDonald dijo haber visto un cocodrilo rarísimo en las oscuras aguas del loch.

Una de ellas era una imagen de la que se ha argumentado que se trataría o bien de una aleta romboidal, una aleta de algún pez o incluso burbujas de aire. De cualquier forma, la comunidad científica e incluso muchos criptozoólogos han descartado estas pruebas, alegando que fueron cambiadas por pc. A partir de los años 30 comenzaron los avistamientos usuales y, naturalmente, las fotografías que probarían la existencia del solitario Nessie.

Un Prestigioso Investigador Afirma Haber Resuelto El Secreto Del Monstruo Del Lago Ness

Aun de este modo, no fueron más que ocho la gente que afirman haber visto algo, en contraposición a las varias decenas de avistamientos por año de los que se daba aviso hasta la década de 1970. En 1994 se descubrió que Marmaduke Wetherell había falsificado la fotografía en el momento en que era usado del Daily E-e correo electrónico. Ya que pues en el jornal se habían reído bastante de él a raíz de una broma que le habían gastado unos pequeños de la región de Loch Ness. Wetherell aun se desplazó hasta allí, convencido de que los pequeños habían visto una criatura extraordinaria.

La cosa tuvo tanta repercusión y se le dio tanto crédito que, en 1975 el naturalista Sir Peter Scott dio al Monstruo del Lago Ness nombre científico y lo añadió al registro británico de fauna protegida. Craig Wallace, un especialista en estos radares de sonido, consideró que la imagen es “100% genuina” y, por su experiencia, piensa que podría ser un enorme esturión o un banco de peces. “Es un contacto impresionante e atrayente y, sin duda, se aúna al debate sobre Nessie”.

Después, secuenciando el material genético determinaron de una vez por todas que especies habitan en el lago. Aunque se han informado más de 1000 avistamientos de la bestia a la que llaman Nessie, ninguno fué apoyado por un estudio científico sólido. Pero esto no ha impedido que un conjunto de científicos siguiesen buscándole, utilizando una técnica conocida como recolección de AND ambiental. En 1972 de nuevo, un conjunto encabezado por el abogado estadounidense Robert Rines consiguió ciertas fotografías subacuáticas.

Medio Siglo Del Poblado De Santa Lucía

Pero la cosa no se realizó viral, como diríamos hoy en día, hasta el 2 de mayo de 1933, en el momento en que el Inverness Courier publicó, con aire sensacionalista, las declaraciones de una pareja que afirmaba haber visto un colosal animal hundiéndose en las aguas de Loch Ness. Fue la primera vez que apareció un titular con la palabra «monstruo» y la disparidad se desató por todo Reino Unido. La verdad es que en 1868 un periódico local, el Inverness Courier, habla en un producto del avistamiento de un extraño pez de importante tamaño y confusa morfología en las aguas de Loch Ness.

Fue la primera oportunidad que apareció un titular con la palabra «monstruo» y la locura se desató por todo Reino Unido. Con la utilización de esta novedosa tecnología, solo conseguiremos comprender considerablemente más sobre lo que hay en las profundidades de las turbias aguas del lago Ness. El emprendimiento no halló pruebas de que el mar entrara en el lago en el final de la Edad de Hielo (y ningún monstruo afín a un dinosaurio llegó con él). Shine dice que este fue el principio del fin de su creencia en que un plesiosaurio vivía en el lago Ness. Bauer descartó la iniciativa de que “Nessie” pudiese tratarse de una especie de dinosaurio pues las criaturas que vivían cerca del lago era “una pluralidad de tortugas marinas grandes que aún no se descubrieron y descrito apropiadamente.

Mundial De Qatar 2022, En Directo | La Última Hora De La Roja Y Del Resto De Elijas, En Directo

El Plesiosauros es un reptil de agua dulce o salada que vivió en la era de los dinosaurios. Esta podría ser la hipótesis mucho más razonable para utilizar en la situacion del Monstruo del Lago Ness. La mayoría de los testimonios que charlan de Nessie son tan confusos que aquellas personas podrían haber sufrido una pareidolia fruto de la mezcla de un leño flotante, un destello de luz sobre el agua y media botella de buen whisky escocés. Sin embargo, la iniciativa de que el Monstruo del Lago Ness sea el remanente de una bestia prehistórica extinta hace millones de años no se sostiene demasiado.

Secreto Resuelto: Un Científico Asegura Haber Descubierto Qué Animal Es El Monstruo Del Lago Ness

No es la primera oportunidad que un sónar descubre lo que podía ser a señal del legendario animal. De hecho, hace cuatro años un robot encontró al único monstruo que de se pudo acreditar que ha estado en el lago. Se trataba del desarrollado por Billy Wilder hace 46 años para el rodaje de la película “La vida privada de Sherlock Holmes”.

Mackenzie estaba en entre los recorridos turísticos cuando, de regreso, el sónar capó una extraña imagen. Una suerte de masa de diez metros de longitud y que estaba ubicada a 170 metros de profundidad, lo que es la prueba “mucho más convincente” de que la criatura verdaderamente existe. Pero la cosa no se realizó viral, como afirmaríamos hoy en día, hasta el 2 de mayo de 1933, en el momento en que el Inverness Courier publicó, con aire sensacionalista, las afirmaciones de una pareja que confirmaba haber visto un colosal animal hundiéndose en las aguas de Loch Ness.

En el primer avistamiento que capturó la atención mundial, en 1933, El Daily Mirror tituló “El monstruo del Lago Ness – ¡Oficial! Se ordena que nadie ataque a… ¿La anguila enorme?”. Desde entonces, según Gemmell, “buceadores han afirmado ver anguilas del grosor de sus piernas y de 4 metros de largo”. La fotografía mucho más famosa, tomada en teoría por el cirujano londinense Robert Wilson en 1934, es la que dió la vuelta al planeta y lanzó la popularidad del monstruo.

Aprovechó pues otro momento en que Nessie habría emergido de las aguas para abalanzarse sobre un segundo hombre que nadaba tranquilamente en el lago. Solo con su voz, San Columba consiguió amansar a la fiera y mandarle al fondo del lago de una forma prodigiosa, lo que enseña en parte por qué razón no es muy simple avistarle. Los más escépticos no se creen esta historia pues aseguran que se trata de una versión de otra anécdota del beato, que habría matado a un salvaje con el poder de su voz. La referencia conocida más antigua está obtenida en un texto del siglo VII llamado \’Vida de San Columba\’.