Es Real El Monstruo Del Lago Ness

La mayor parte de los testimonios que hablan de Nessie son tan confusos que esas personas podrían haber sufrido una pareidolia fruto de la mezcla de un leño flotante, un destello de luz sobre el agua y media botella de buen whisky escocés. La hermosura está en el ojo del que mira y la morfología del Monstruo del Lago Ness, también. Por eso, algunos testigos han pasado olímpicamente de la descripción clásica de Nessie y han afirmado haber visto una criatura con una manera completamente diferente.

Al padre adoptivo de Chris Spurling lo había contratado el jornal Daily E-e correo electrónico para dar con el monstruo del Lago Ness. Marmaduke Wetherell dio en su búsqueda con una supuesta huella de Nessie, pero al llevar el descubrimiento fue ridiculizado por haberse creído que aquello era un resto de esta criatura. Herido en su orgullo y con la ayuda de sus 2 hijos, Ian y Chris, se le ocurrió un plan para vengarse del diario sensacionalista. Sin posibilidad de usar el actual Photoshop, para esto hicieron un submarino de juguete terminado con una talla de madera, lo lanzaron al lago, tomaron la imagen y él se la vendió a un períodico local. En abril de 2017, se percató de que emplear su experiencia científica para resolver el misterio del monstruo del lago Ness podría ser el ejemplo perfecto de emplear una leyenda habitual para llevar a cabo un punto científico. “Me preocupaba un poco de qué manera podría influir esto en mi carrera”, afirma Gemmell, “pero era una oportunidad para hablar a la multitud sobre la ciencia de una manera diferente”.

William Wallace, El Último Héroe Escocés

En el primer mes del verano de 2018, reunió a un equipo popular como los Cazadores del lago Ness que incluía especialistas en biología marina, evolución, arqueología, ecología molecular y especies acuáticas… Durante un par de semanas, navegaron por el lago recogiendo 250 muestras de agua. Mientras que medraba en Novedosa Zelanda en la década de los 70 y principios de los 80, Neil Gemmell consumía cualquier cosa sobre el Triángulo de las Bermudas, los extraterrestres y el monstruo del lago Ness. “En este momento sabemos que el monstruo del lago Ness no es un plesiosaurio”, afirma Shine. Tras la cobertura inicial de 1933, el monstruo del lago Ness se transformó en una sensación mediática, apareciendo nada menos que 55 ocasiones en el New York Times a lo largo de los 18 meses siguientes.

es real el monstruo del lago ness

Lo que asimismo se percataron que había en el lago era una abundancia de anguilas, ya que su ADN aparecía en casi todas las muestras de agua recogidas por el equipo. Fue la primera oportunidad que apareció un titular con la palabra «monstruo» y la locura se desató por todo Reino Unido. Con la utilización de esta novedosa tecnología, solo lograremos saber mucho más sobre lo que hay en las profundidades de las turbias aguas del lago Ness. El emprendimiento no halló pruebas de que el mar entrara en el lago en el final de la Edad de Hielo (y ningún monstruo similar a un dinosaurio llegó con él).

Una Leyenda Milenaria Que Cogió Fuerza Hace 200 Años

Al parecer, \’Daily Correo\’ lo había ridiculizado públicamente tras ser convencido de buscar un monstruo que luego resultó se trataba sencillamente de una broma para pequeños. En forma de venganza, Wetherell decidió hacer un montaje con arcilla pegada a un submarino de juguete y después convenció a Wilson para que él publicara las fotografías, lo que servía para proporcionarles probabilidad. Pese a ello, la fotografía era a esas alturas tan famosa que muchas personas prosiguieron pensando que era verdadera. Como suele suceder con este tipo de historias, la propagación del mito se la debemos al \’boca a boca\’, o los relatos orales y después escritos que han llegado hasta nuestros días. Específicamente, hay comentarios desde hace mucho más de 1.600 años de un presunto monstruo en el lago que se encuentran en las Highlands de Escocia. El lago Ness tiene una forma muy peculiar y alargada que se prolonga por una falla que cruza esta región en las Tierras Altas desde Inverness hasta Fort Williams , y ese sería el sitio elegido por el longevo animal para vagar sin ser visto.

es real el monstruo del lago ness

Y es que tiene el respaldo de imágenes, tomadas por una cámara web que apunta de forma directa al lago 24 horas cada día, instalada por el irlandés Eoin O’Faodhagain. Se registró el que podría ser el primer avistamiento del monstruo del lago Ness en 2022. Igual que tú, en el momento en que visité el Loch Ness, si bien racionalmente no creo que permanezca, me pareció muy «romántico» mirar las hipnóticas aguas del Loch, imaginando al monstruo nadando en las profundidades del lago. Desde la década de 1930 no había habido ningún año en el que no se generara algún supuesto avistamiento de Nessie hasta el fatídico 2013.

Desapariciones En Cruceros: 9 De Las Ocasiones Más Misteriosos De La Historia

“En este momento tenemos la posibilidad de utilizar esta información como referencia para poder ver de qué forma cambia el medioambiente debido al impacto humano en el lago. Es un barómetro para comprender el cambio a lo largo del tiempo”. “Pienso que hay bastante comida en el lago Ness para una pequeña población de anguilas razonablemente grandes”, dice Gemmell. Asimismo hubo un bulo perpetrado por un capitán de crucero demasiado entusiasta en 2013, y otro que brotó de las profundidades hace solamente tres años. La trama no se descubrió hasta 1994, cuando 2 ávidos estudiosos del lago Ness descubrieron un recorte de periódico de 1975 en el que Ian Wetherell confesaba el engaño. Si bien tanto Marmaduke como Ian habían fallecido para entonces, los modernos cazadores de Nessie corroboraron la historia con Christian Spurling, que entonces tenía 94 años.

La Prueba Considerablemente Más Visible De Que El Monstruo Del Lago Ness Existe Y Está Vivo

Hay docenas de hoteles, tours y comerciantes de \\’souvenirs\\’ relacionados con el monstruo que le tienen que el sustento por mes a esa historia de historia legendaria, y es un personaje entrañable que ya forma una sección fundamental de la civilización de Reino Unido y Escocia. Ese año, el Club de Fans del Monstruo del Lago Ness (sí, existe y esta es su página web) declaró con enorme desolación que no se había conocido nada de la criatura en dieciocho meses. Los años 70 del siglo XX fueron moviditos en el campo de la criptozoología y el Monstruo del Lago Ness no podía ser menos. Y sucede que en 1972 se dió prácticamente por probada la existencia de Nessie a causa de una foto subacuática. Sea cual sea la explicación real, “Nessie” seguirá generando expectación entre los curiosos u proseguirá alimentando a los pobladores de la zona, a la que todos los años acuden cientos de personas para lograr revisar en persona si la leyenda es cierta o no. Para Gemmell, no se trataba sencillamente de utilizar la ciencia para transcribir una historia de historia legendaria, sino de probar que el ADN ambiental es una herramienta extremadamente útil para conocer el planeta en el que vivimos.

De este modo lo refleja la biografía del monje irlandés San Columba, que mencionaba a una “bestia de agua” gigante que arrastraba a un hombre a la desaparición en el río Ness de Escocia. No obstante, Nessie pasó casi inadvertida hasta 1933 una vez que se edificara una carretera a lo largo del lago, lo que lo hacía estar bastante menos aislado. En cuestión de meses, múltiples personas se presentaron alegando haber visto una bestia gigante acechando cerca del agua.

“El ADN ambiental es una exclusiva y poderosa herramienta para comprender nuestro mundo”, explica a Popular Mechanics Neil Gemmell, genetista de la Facultad de Otago y líder del equipo del proyecto Loch Ness Hunters. “Y estamos creando una imagen parcialmente precisa de la vida en el lago. Si bien no se han encontrado reptiles, es plausible que haya otras criaturas de tamaño excepcional allí.” Pero los intentos por captar a la misteriosa criatura prosiguieron y en 1987 se realizó la operación Deepscan, donde se estudiaron los 227 metros de hondura y los 36 km de longitud del lago. Pero pese a ello, el lago Ness ha continuado siendo un habitual enclave turístico que recibe todos los años a cerca de un millón de personas. La fotografía más conocida, tomada en teoría por el cirujano londinense Robert Wilson en 1934, es la que dió la vuelta al planeta y catapultó la popularidad del monstruo. No obstante, en 1994 salió a la luz que había sido todo una falsificación estructurada por Marmaduke Wetherell.

Hay docenas de hoteles, tours y vendedores de \’souvenirs\’ relacionados con el monstruo que le tienen que el sustento por mes a esa leyenda, y es un personaje entrañable que forma una sección fundamental de la civilización de Reino Unido y Escocia. Cada día los turistas visitan el lago con la iniciativa de que, quizá, sean los primeros en poder ver al monstruo. Pues que a Chris Spurling tantos años de mentiras y de haber logrado mentir a todo el mundo le pasaron factura y decidió confesar que la imagen que había tomado su padre adoptivo, Marmaduke Wetherell, era un fraude. En su lecho de muerte, según recopila el Museo de Unnatural History, confesó un engaño que había nacido de la venganza. Mientras varios se emocionaban con este giro radical en los hechos, otros muchos comenzaban a cuestionar la veracidad detrás de esta imagen. En concreto, señalaban el Photoshop como el culpable de la mudanza de Nessie al norte de Inglaterra desde Escocia.