Esturion Lago Ness

Con asistencia de su hijo y de su yerno, Wetherell fabricó una criatura con arcilla y la pegó a un submarino de jueguete. Finalmente, le pidió a un cirujano amigo de el que publicara las fotografías y así, el Monstruo del Lago Ness recibió el impulso final que necesitaba para convertirse en un mito popular. En 1994 se descubrió que Marmaduke Wetherell había falsificado la fotografía en el momento en que era usado del Daily Mail. Ya que por el hecho de que en el diario se habían reído bastante de él a raíz de una broma que le habían gastado unos niños de la zona de Loch Ness.

Ahora, el instructor Neil Gemmell, de la Universidad de Otago en Novedosa Zelanda, hizo públicos los desenlaces de los análisis y descartan de pleno que Nessy pudiera tratarse de un dinosaurio. En las muestras advirtieron piel, escamas, plumas, pelaje, heces y orina. El análisis detallado de las muestras acaban con 200 años de teóricos avistamientos de enormes monstruos marinos de cuello largo. «Nuestros datos no revelan su tamaño, pero la cantidad considerable de material afirma que no tenemos la posibilidad de descartar la posibilidad de que haya anguilas gigantes en el Lago Ness. Por lo tanto, no podemos descartar la posibilidad de que lo que la gente ve y cree que esel monstruo del lago Ness podría ser una anguila enorme«, mantuvo.

Comentarios En “monstruo Del Lago Ness: Algo Pasa Con Nessie… Pero, ¿qué?”

Durante esos 12 meses, los estudiosos han recogido y analizado 250 de muestras de ADN tomadas a distintas profundidades en el propio lago, sumando todas ellas más de 500 millones de secuencias genéticas. Los ingenieros de la compañía noruega Kongsberg Maritime advirtieron el objeto a 180 metros de profundidad cuando guiaban un robot submarino por medio de las profundas aguas del lago, cuyo fondo todavía no se ha cartografiado completamente debido a las dificultades que presenta el escarpado lote. El profesor Gemmell añade que “se precisa mucho más investigación para corroborar o contradecir la teoría, por lo que, según nuestros apuntes, las anguilas colosales siguen siendo un concepto plausible”. Gary Campbell, poseedor de un registro de avistamientos de Nessie, recibe en promedio 10 reportes por año de algo inexplicable que se ve en las aguas del lago. Dio la bienvenida a la última investigación y aguardaba que mucho más científicos examinarán lo que vive en el lago Ness.

esturion lago ness

Ha examinado desde bacterias hasta peces, llegando a una conclusión posible sobre el supuesto \’plesiosaurio\’. Algunos investigadores llegaron a la conclusión de que la siempre resbaladiza “Nessie”, nombre con el que se bautizó a la bestia marina, podría ser un plesiosaurio, un tipo de reptil marino cuyo primer esqueleto terminado se descubrió en Lyme Regis en 1823. El monstruo en teoría sobrevivió al impacto de los asteroides que terminó a los dinosaurios, según mantenían algunos pseudocientíficos, que argumentaban que se refugió en las profundidades del lago para poder sobrevivir.

Llegaron Las Rebajas De Verano Converse Y No Queremos Que Te Las Pierdas

Sin embargo, resultó ser un modelo de nueve metros del Monstruo hecho para la película «La vida privada de Sherlock Holmes» en 1969. Aparentemente se hundió en el loch a lo largo del rodaje tras insistir Billy Wilder, el director, en que le quitaran las dos jorobas, a pesar de que los especialistas avisaron de que eso afectaría a su flotabilidad. Ese año, un joven llamado Andrew Dixon afirmó haber visto precisamente al Monstruo del Lago Ness en unas imágenes aéreas tomadas por el servicio de mapas de Apple en la región del loch escocés. Desde la década de 1930 no había habido ningún año en el que no se produjera algún supuesto avistamiento de Nessie hasta el fatídico 2013.

Una investigación científico lanza la conclusión de que Nessie no es un monstruo ni un plesiosaurio, sino que podría ser una anguila europea enorme. “Los buzos han afirmado que vieron anguilas que son tan gruesas como sus piernas en el lago. Si son tan grandes como sugieren, como genetista, pienso mucho en las mutaciones y la variación natural y, si bien una anguila tan grande estaría muy fuera del rango habitual, no parece imposible”, alega. Con más de mil avistamientos reportados que datan del siglo VI, el profesor Gemmell dice que, de todas y cada una de las ideas de lo que la gente ha visto en el agua, entre las más frecuentes y también indignantes es que podría haber un reptil o población de la era jurásica que se encuentra en el Lago Ness.

No obstante, Nessie pasó prácticamente desapercibida hasta 1933 una vez que se edificara una carretera a lo largo del lago, lo que lo hacía estar mucho menos apartado. En cuestión de meses, múltiples personas se presentaron alegando haber visto una bestia enorme acechando cerca del agua. Si hay alguna evidencia de secuencias de ADN similares a las que se pronostica que provienen deun enorme reptil marino obsoleto,la llamada “hipótesis del Jurásico”, Gemmell se sorprenderá pero mantiene la mente abierta sobre lo que podrían localizar. “Enormes peces como el bagre y el esturión, se han sugerido como posibles explicaciones para el mito de los monstruos, y podemos poner a prueba esa idea y otras”, afirma. El equipo de investigación probó otras teorías predominantes de varios peces gigantes; ya sea un pez gato gigante o un esturión enorme, una anguila o aun un tiburón como un tiburón de Groenlandia.

Esa idea entonces desapareció conforme las nociones de réptiles extintos se hicieron mucho más sobresalientes. “No logramos hallar ninguna prueba de una criatura que esté remotamente relacionada con eso en nuestros apuntes de secuencia de ADN ambiental. Entonces, lo siento, no creo que la iniciativa del plesiosaurio se mantenga en función de los datos que hemos conseguido “, dice el instructor Gemmell. Con mucho más de mil avistamientos reportados que datan del siglo VI, el instructor Gemmell dice que todas y cada una de las ideas de lo que la multitud vió en el agua, una de las más frecuentes e indignantes, es que podría haber un reptil o población de la era jurásica. Reptiles de la edad jurásica, como un plesiosaurio presente en el lago Ness. Las explicaciones para el monstruo brindadas en el pasado tienen dentro ser elefantes de circo nadando. En su investigación de Nessie, el paleontólogo Neil Clark, con origen en Glasgow, descubrió que las ferias y los circos eran comunes en el área de Inverness, particularmente desde principios de la década de 1930.

¿y Si El Monstruo Del Lago Ness Fuera De Todos Modos Una Anguila Enorme?

El dúo repasó 1.688 reportes históricos, incluidos testimonios de primera mano, diarios y libros, que cubrieron 1.543 teóricos avistamientos. Descartados los avistamientos que eran engaños obvios, hallaron un patrón común que empezó a principios del siglo XIX, la mayoría de las criaturas marinas avistadas tenían el cuello largo. No es la primera oportunidad que un sónar descubre lo que podía ser a señal del legendario animal. En verdad, hace 4 años un robot encontró al único monstruo que de se ha podido acreditar que ha estado en el lago. Se trataba del desarrollado por Billy Wilder hace 46 años para el rodaje de la película “La vida privada de Sherlock Holmes”.

El Español

Las apariciones del Monstruo del Lago Ness han comenzado «de verdad» en los años 30 del pasado siglo. La primera novedad es de 1930, del periódico Northern Chronicle, que informó del inquietante testimonio de dos pescadores que aseguraban haber visto una gran y extraña criatura en Loch Ness. MacDonald ha dicho haber visto un cocodrilo rarísimo en las oscuras aguas del loch. Lo cierto es que en 1868 un periódico local, el Inverness Courier, habla en un producto del avistamiento de un extraño pez de gran tamaño y confusa morfología en las aguas de Loch Ness. A lo largo del año pasado, se recabaronmás de 200 muestras de agua de múltiples profundidades del lago, recogiendo de este modo todas las maneras de ADN ambiental que se extrajo y secuenció.

Indicaron que no encontraron pruebas de la existencia de un reptil marino prehistórico llamado plesiosaurio o deun pez grande como un esturión, como mantenían ciertas teorías. La investigación, que ha sido dirigida por La Facultad de Otago y ha durado un año, ha tratado de catalogar todos y cada uno de los probables signos de vida en el lagoa través del análisis del ADN de varias muestras de agua a diferente profundidad, entre aquéllas que se han hallado pruebas de la presencia de anguilas de europa. La curiosidad llevó a este estudioso y su grupo a tomar muestras de ADN a lo largo, ancho y profundo del Lago Ness en pos de respuestas. Un animal enorme lleva fascinando al planeta décadas, el \’monstruo\’ bautizado como Nessie. Cada muestra fue secuenciada cuidadosamente para después ser equiparada con las bases de datos mundiales y de esta forma poder descubrir una imagen completa de la vida presente en el lago.

El trabajo científico más completo hasta la fecha descarta que el mítico animal criptozoológico sea un plesiosaurio o un tiburón y abre la oportunidad a que se intente un especimen especialmente grande de este pez alargado. Él pronostica que el equipo documentaránuevas especies de vida, particularmente bacterias,y proporcionará datos importantes sobre la llegada de múltiples novedosas especies invasoras últimamente vistas en el lago, como el salmón rosado del Pacífico, al tiempo que también conseguirá una mejor entendimiento de las especies nativas. Ese año se presentaron en Loch Ness un conjunto de «buscadores» encabezado por el abogado estadounidense Robert Rines. Pertrechados con equipamiento de todos y cada uno de los colores como solo los yankis saben llevar a cabo, se dedicaron a examinar el loch escrupulosamente con un radar, ingresando en la oscuridad de sus aguas con una cámara subacuática armada con luz de alta potencia. El instructor Neil Gemmell, genetista de la Universidad de Otago, apuntó que hay «una cantidad muy importante de ADN de anguila», que, no obstante, no señala las dimensiones de esta.