Historias Del Lago Ness

“Creo que hay suficiente comida en el lago Ness para una pequeña población de anguilas razonablemente grandes”, dice Gemmell. Los cazadores del lago Ness Eric Verspoor, Gert-Jan Jeunen, Neil Gemmell y Adrian Shine durante la recogida de muestras de agua en el lago Ness. Una vista desde una “cámara de criaturas” mientras que se procuraba en el lago Ness, 1976. Pero San Columba, con el apoyo de la oración, persuadió al monstruo a fin de que dejara en paz al hombre. La bestia volvió a hundirse en el agua y los lugareños, agradecidos, se transformaron al cristianismo instantaneamente.

“El funcionamiento de la humanidad radica en racionalizar y revisar las mitologías”, asegura Adrian Shine, directivo del Emprendimiento Lago Ness e estudioso desde hace tiempo. Además de esto, Nessie le ha dado de comer a cientos y cientos de hoteles, B&B, restaurantes, museos y empresas de tours desde tiempos inmemoriales. Y bien gustosos que pagamos todos un pequeño plus por vivir la ilusión de que lo irrealizable es viable y de que las leyendas pueden hacerse situación frente nuestros ojos cualquier ocasión. La hermosura está en el ojo del que mira y la morfología del Monstruo del Lago Ness, asimismo. Por eso, algunos testigos han pasado olímpicamente de la descripción tradicional de Nessie y han afirmado haber visto una criatura con una manera completamente diferente. Otros identifican al Monstruo del Lago Ness con un kelpie, pero ya que los kelpies son criaturas mitológicas con forma de caballo, no veo clarísimo el asunto.

¿De Qué Forma Es Nessie?

“Nunca mencionamos que se trate del monstruo del lago Ness, sino se trata de algo inexplicable en el lago Ness”, dice Campbell. Campbell asegura que la mayoría de los avistamientos notificados son cosas de manera fácil reconocibles, como las estelas de los navíos o las aves que bucean en el agua. Tras una investigación inicial, sólo un tercio de los avistamientos llegan a registrarse, e incluso ciertos de ellos no son necesariamente horripilantes. Por poner un ejemplo, una talla picta del siglo I representa un animal de enorme cabeza con aletas que, según algunos, parece un elefante nadando.

Cada día los turistas visitan el lago con la iniciativa de que, quizá, sean los primeros en poder ver al monstruo. A partir de los años 30 comenzaron los avistamientos frecuentes y, naturalmente, las fotografías que probarían la existencia del solitario Nessie. La referencia conocida mucho más antigua está obtenida en un texto del siglo VII llamado \’Vida de San Columba\’. Este santurrón fue un misionero irlandés encargado de llevar el cristianismo a Escocia. Al parecer, cierto día en que pasaba cerca del lago observó a un conjunto de hombres que enterraban a un difunto, el cual había sido en teoría mordido por un colosal monstruo que vivía en el lago. San Columba no podía mantenerse indiferente ante semejante problema, y aparentemente habría decidido plantar cara al monstruo posteriormente.

Monstruo Del Lago Ness: Algo Pasa Con Nessie… Pero, ¿qué?

Sin embargo, en 1994 salió a la luz que había sido todo una falsificación organizada por Marmaduke Wetherell. Al parecer, \’Daily Mail\’ lo había ridiculizado públicamente tras ser convencido de buscar un monstruo que entonces resultó se trataba simplemente de una broma para niños. En forma de venganza, Wetherell decidió realizar un montaje con arcilla pegada a un submarino de juguete y después convenció a Wilson a fin de que él publicara las fotografías, lo que servía para proporcionarles probabilidad.

“Y estamos creando una imagen relativamente precisa de la vida en el lago. Si bien no se han encontrado réptiles, es elogiable que haya otras criaturas de tamaño inusual allí.” La fotografía fue difundida por todo el planeta desde el Daily E-e correo electrónico como prueba irrefutable de la presencia del Monstruo del Lago Ness. A lo largo de un buen tiempo, si bien no se podía asegurar qué clase de criatura salía en la imagen, se tomó la fotografía en sí misma por real. La verdad es que en 1868 un periódico local, el Inverness Courier, habla en un artículo del avistamiento de un extraño pez de gran tamaño y confusa morfología en las aguas de Loch Ness. No solo pues la historia sea suficientemente atrayente para llevarlo a cabo, sino por el hecho de que irremisiblemente, allí donde hay una historia interesante asimismo hay un negocio. Hay docenas de hoteles, tours y vendedores de \’souvenirs\’ relacionados con el monstruo que le deben el sustento por mes a dicha leyenda, y es un personaje entrañable que ya forma una sección fundamental de la cultura de Reino Unido y Escocia.

Las Pruebas Y Los Avistamientos

Ahora en 1904 se efectuó una investigación batimétrico en el que se observó que el lago Ness es muy predispuesto a los espejismos gracias a la lenta reacción de la masa de agua profunda a los cambios de temperatura. La distorsión o el alargamiento de un reflejo era frecuente, llegando a convertir un pájaro acuático de un metro de largo en uno que parecía tres o cuatro veces su tamaño real. Después se descubriría que el sonar tenía inconvenientes similares en el momento en que se trataba de cambios de temperatura. Una investigación subacuático de 2016 en el lago Ness, realizado por un dron marino llamado Munin, arrojó una imagen de sonar de algo en el fondo del lago con una manera distintiva de cuello largo. Tenía que ver con un objeto de atrezzo de la película de 1970 La vida privada de Sherlock Holmes que se había hundido en el fondo durante el rodaje. “El ADN ambiental es una exclusiva y poderosa herramienta para entender nuestro mundo”, explica a Popular Mechanics Neil Gemmell, genetista de la Facultad de Otago y líder del equipo del emprendimiento Loch Ness Hunters.

En abril de 2017, se percató de que utilizar su experiencia científica para resolver el secreto del monstruo del lago Ness podría ser el ejemplo perfecto de usar una leyenda habitual para llevar a cabo un punto científico. “Me preocupaba un poco cómo podría influir esto en mi carrera”, afirma Gemmell, “pero era una oportunidad para charlar a la gente sobre la ciencia de una forma diferente”. En lo que se refiere a los últimos años, 2017 tuvo el honor de ostentar el récord de «avistamientos» de la criatura en lo que va de siglo XXI. Aun de este modo, no fueron mucho más que ocho la gente que afirman haber visto algo, en contraposición a las varias decenas de avistamientos por año de los que se daba aviso hasta la década de 1970. Se transformó en conductor de autobús y alimentaba a su familia con la recolecta que traía del lago Ness. La fotografía mucho más famosa, tomada en teoría por el cirujano londinense Robert Wilson en 1934, es la que dió la vuelta al mundo y catapultó la popularidad del monstruo.

Fue la primera oportunidad que apareció un titular con la palabra «monstruo» y la disparidad se desató por todo Reino Unido. Todavía el día de hoy se realizan expediciones por el lago para localizar a la criatura. Los costos de envío, la fecha de distribución y el total del pedido se detallan al terminar la adquisición. Pero aquel hombre se obsesionó con probar la existencia de un monstruo que había visto nítidamente con sus ojos.

Lo que está claro es que Nessie prosigue maravillando y eso siempre y en todo instante está bien. No solo pues la historia sea bastante atrayente para realizarlo, sino más bien por el hecho de que irremediablemente, allí donde hay una historia interesante también hay un negocio. Bastantes años después de los primeros avistamientos de aquel hombre, que no era conductor de autobús sino más bien taxista, un hombre muerto apareció en una región rocosa del lago Ness.