La Anguila Del Lago Ness

No obstante, desde Super Natural History, han advertido de que su procedimiento no es infalible, ya que, debido al gran volumen de agua del lago (es más caudaloso que todos los de Inglaterra y Gales, juntos) el ADN del animal podría haberse diluido hace mucho. Otra oportunidad es que sí hayan recogido muestras del supuesto monstruo, pero sus instrumentos no las hayan detectado simplemente por el hecho de que no tienen nada con que compararlas en sus bases de datos. Este nuevo estudio, que ha durado un año, ha sido llevada a cabo por un equipo interdisciplinar de científicos llamado Super Natural History.

la anguila del lago ness

Tras una investigación inicial, solo una tercer parte de los avistamientos llegan a crear una cuenta, e inclusive ciertos de ellos no son siempre y en todo momento monstruosos. Pero los resultados también incluyeron animales enormes como 11 especies de peces, 20 mamíferos y tres anfibios. Los cazadores del lago Ness Eric Verspoor, Gert-Jan Jeunen, Neil Gemmell y Adrian Shine a lo largo de la obtenida de muestras de agua en el lago Ness.

Tras años y años de leyendas, elucubraciones e historias, los últimos estudios completados por el genetista de la Facultad de Otago Neil Gemmell podrían arrojar luz sobre lo que verdaderamente esconden las aguas del Lago Ness, en Escocia. Centenares de miles de personas se desplazan cada año hasta el lago Ness con la esperanza de poder ver a la mítica criatura. Y recordad que podéis seguir el blog también en Fb, Instagram y Youtube para considerablemente más fotografías, vídeos, sendas y asimismo historias. Aparte de esto, Nessie le dió de comer a cientos y cientos de hoteles, B&B, sitios de comidas, museos y compañías de tours desde tiempos inmemoriales.

Los Vídeos Más Vistos

Se aventuran en tierra, son muy veloces en el agua, tienen la aptitud de estar activas en aguas muy frías y sus cuellos son relativamente largos”, ha señalado el experto en el citado rotativo. Desde los años 30 comenzaron los avistamientos frecuentes y, como es natural, las fotografías que probarían la presencia del solitario Nessie. El monstruo del lago Ness pertence a los mitos mucho más viejos y perdurables de Escocia.

Este es material genético que está presente en las células de los organismos y se vierte en su ambiente. Encontrar e identificar el ADN electrónico puede decirles a los científicos qué organismos viven en un hábitat sin que deban observarlos o capturarlos. Vivo o fallecido, real o no, lo que semeja claro es que, sin importar un mínimo cuantos estudios científicos estén por venir, la leyenda de Nessie subsistirá al monstruo. Ese año, un joven llamado Andrew Dixon aseveró haber visto exactamente al Monstruo del Lago Ness en unas imágenes aéreas tomadas por el servicio de mapas de Apple en la zona del loch escocés. Desde la década de 1930 no había habido ningún año en el que no se generara algún supuesto avistamiento de Nessie hasta el fatídico 2013.

¿qué Prosigue Para Nessie?

Tras el análisis, los científicos han descartado la presencia de enormes animales que dicen están detrás de los avistamientos de un monstruo. Señala que en 1933 los investigadores también habían propuesto que una anguila gigante podría ser la explicación de algunos de los avistamientos completados en ese momento. Esa iniciativa luego desapareció conforme las nociones de reptiles extintos se hicieron mucho más prominentes. “No hay ADN de tiburón en Loch Ness según nuestro muestreo. Tampoco hay ADN de bagre en Loch Ness según nuestro muestreo. Tampoco podemos encontrar ninguna evidencia de esturión “, afirma el instructor Gemmell.

La viable versión de la anguila gigante ahora fue planteada en 1933 si bien esta idea desapareció conforme medraban los relatos mitológicos. A lo largo del año pasado, se recabaron más de 200 muestras de agua de múltiples profundidades del lago, recogiendo de esta manera todas las formas de ADN ambiental que se extrajo y secuenció. El resultado dio sitio a, precisamente, 500 millones de secuencias que se comprobaron con las bases de datos existentes, de modo que fuese viable registrar todos los seres vivos que habitan el lago mucho más famoso de Escocia, incluidos plantas, insectos, peces y mamíferos. La investigación ha sido dirigida por la Facultad de Otago, en Nueva Zelanda, y ha durado un año. Durante ese tiempo intentó de catalogar todos los posibles signos de vida en el lago a través del análisis del ADN de múltiples muestras de agua a distinta hondura. Y ha sido en esas pruebas donde se encontró la presencia de anguilas de europa.

la anguila del lago ness

El instructor Neil Gemmell, genetista de la Universidad de Otago, ha señalado que existe “una cantidad muy importante de ADN de anguila”, que, sin embargo, no señala las dimensiones del supuesto monstruo. Lo que sí han hallado, y en enormes proporciones, es ADN de anguila, lo cual hace que ciertos barajen ya la posibilidad de que el monstruo haya sido en realidad una anguila gigante. En este momento, los científicos han anunciado los desenlaces de su estudio, aseverando categóricamente que desechan la existencia de grandes animales. Los estudiosos apuntan que no encontraron pruebas de la presencia de un reptil marino prehistórico llamado plesiosaurio o de un pez grande como un esturión, como mantenían ciertas teorías. En una rueda de prensa celebrada en Drumnadrochit, una ciudad del norte de Escocia próxima al lago, los científicos han afirmado que descartan la existencia de grandes animales. Según esta investigación, no se han hallado pruebas de la existencia de un reptil marino prehistórico llamado plesiosaurio o de un pez grande como un esturión, como mantenían algunas teorías.

Ciencia Contra Mitología

El objetivo de la investigación no era hallar a Nessie, sino prosperar el conocimiento de qué plantas y animales viven el lago Ness. Cualquiera que haya oído hablar de Escocia, lo habrá hecho del Lago Ness, puesto que no es solo unas de las mayores concentraciones de agua de esta región, encuadrada en un increíble paraje natural, sino asimismo un símbolo de las leyendas que alberga el lugar. La teoría restante que el instructor Gemmell no puede refutar basado en los datos ambientales conseguidos del ADN es que lo que la multitud ve es una anguila muy grande. Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares, descubrimientos y secretos científicos incomprensibles, mientras reconstruimos en conjunto la narración de nuestros orígenes. Con los científicos completados para revelar una “teoría elogiable” sobre la existencia del Monstruo del Lago Ness, aquí está su recordatorio de que uno de cada siete británicos (14%) cree que Nessie existe, con una cifra que incrementa al 24% entre los escoceses. Las focas y la nutria, dos especies que se conoce que aparecen en el lago cuando menos ocasionalmente, no se advirtieron, mientras que el 20% del ADN recogido fue “inexplicable”.

Eso es habitual para una investigación de ADN electrónico, pero deja espacio para un monstruo. Y sucede que, durante los años, se han registrado más de mil teóricos avistamientos. El “aspecto monstruo” le ha brindado al instructor Gemmell la oportunidad de mostrar la ciencia del eDNA al planeta.

El castillo de Urquhart es la tercera atracción turística mucho más visitada de Escocia , algo que no debe de extrañar pues esta fortaleza marcada por la historia, a riberas del Lago Ness -lugar desde el que… Un equipo de arqueólogos afirma haber encontrado un ‘rincón especial’ – tal y como lo han descrito – para entierros de la Edad del Bronce cerca del lago Ness, después del descubrimiento de una segunda… Si Nessie no existe, ¿por qué razón persisten los testimonios presenciales del Monstruo del Lago Ness?

Cinco Decisiones Clave En La Cumbre Mundial De Vida Silvestre

Al paso que crecía en Nueva Zelanda en la década de los 70 y principios de los 80, Neil Gemmell consumía cualquier cosa sobre el Triángulo de las Bermudas, los extraterrestres y el monstruo del lago Ness. Feltham, quien realizó visitas de infancia a las Highlands y se mudó de Dorset hace casi 30 años para buscar a Nessie, mencionó que la investigación no había descartado que otros animales, como las focas, fuesen confundidas con el monstruo del lago Ness. La historia del monstruo se remonta a 1.500 años en el momento en que se dice que el misionero irlandés St Columba se encontró con una bestia en el río Ness en el año 565. Después, en la década de 1930, The Inverness Courier notificó sobre el primer avistamiento moderno de Nessie. Un análisis de muestras de ADN del agua del Lago Ness, en Escocia, por el genetista de la Universidad de Otago Neil Gemmell apunta a anguilas colosales tras los famosos avistamientos en el paraje.