La Leyenda Del Monstruo De Lago Ness

Específicamente, hay comentarios desde hace más de 1.600 años de un presunto monstruo en el lago que se encuentran en las Highlands de Escocia. El lago Ness tiene una forma muy peculiar y alargada que se extiende por una falla que cruza esta región en las Tierras Altas desde Inverness hasta Fort Williams , y ese sería el lugar elegido por el longevo animal para vagar sin ser visto. En 1994 se descubrió que Marmaduke Wetherell había falsificado la fotografía cuando era empleado del Daily Correo.

Como frecuenta ocurrir con este género de historias, la propagación del mito se la debemos al \\’boca a boca\\’, o los cuentos orales y después escritos que llegaron hasta nuestros días. La fotografía más conocida, tomada en teoría por el cirujano londinense Robert Wilson en 1934, es la que dió la vuelta al mundo y catapultó la fama del monstruo. No obstante, en 1994 salió a la luz que había sido todo una falsificación estructurada por Marmaduke Wetherell. Aparentemente, \’Daily Mail\’ lo había ridiculizado públicamente tras ser convencido de buscar un monstruo que luego resultó se trataba simplemente de una broma para niños. A modo de venganza, Wetherell decidió hacer un montaje con arcilla pegada a un submarino de juguete y después convenció a Wilson a fin de que él publicara las fotografías, lo que servía para darles credibilidad.

Con la utilización de esta nueva tecnología, sólo conseguiremos saber mucho más sobre lo que hay en las profundidades de las turbias aguas del lago Ness. “Creo que hay suficiente comida en el lago Ness para una pequeña población de anguilas razonablemente enormes”, dice Gemmell. Los resultados, publicados en septiembre de 2019, mostraron que hay unas 3.000 especies presentes en el lago Ness, muchas de las cuales viven a nivel microscópico. Pero los desenlaces asimismo incluyeron animales enormes como 11 especies de peces, 20 mamíferos y tres anfibios. En los últimos años, su trabajo comenzó a atraer la atención de los estudiosos de criptozoología, incluyendo los que procuran a Bigfoot. Los cazadores del lago Ness Eric Verspoor, Gert-Jan Jeunen, Neil Gemmell y Adrian Shine durante la obtenida de muestras de agua en el lago Ness.

Artículos Relacionados

En las auténticos solamente se adivinan unos negros sedimentos en el fondo del loch. En todo el año siguiente, sometieron las muestras a la última tecnología de secuenciación de genes y tuvieron a seis equipos diferentes de todo el mundo trabajando de manera sin dependencia para cotejar el ADN. “Pudimos detectar la vida en el lago con determinado nivel de confianza”, afirma Gemmell. Mientras medraba en Novedosa Zelanda en la década de los 70 y principios de los 80, Neil Gemmell consumía cualquier cosa sobre el Triángulo de las Bermudas, los extraterrestres y el monstruo del lago Ness. La trama no se descubrió hasta 1994, cuando 2 ávidos investigadores del lago Ness descubrieron un recorte de periódico de 1975 en el que Ian Wetherell confesaba el engaño. Aunque tanto Marmaduke como Ian habían muerto para entonces, los modernos cazadores de Nessie corroboraron la historia con Christian Spurling, que entonces tenía 94 años.

También hubo un bulo perpetrado por un capitán de crucero bastante entusiasta en 2013, y otro que surgió de las profundidades hace apenas tres años. Por poner un ejemplo, una talla picta del siglo I representa un animal de enorme cabeza con aletas que, según algunos, parece un elefante nadando. “El funcionamiento de la raza humana radica en racionalizar y comprobar las mitologías”, afirma Adrian Shine, directivo del Emprendimiento Lago Ness e estudioso desde hace un tiempo. Tanto funcionó el hechizo que al final ambos se unirían y de su relación nació un niño llamado Arturo.

Monstruo Del Lago Ness: Algo Pasa Con Nessie… Pero, ¿qué?

Una pequeña columna en un periódico local hace 86 años inspiró un mito monstruoso. El artículo del Inverness Courier de mayo de 1933 enseña cómo un conocido hombre de negocios y su esposa conducían por la orilla norte del lago Ness cuando fueron presentes de una “tremenda agitación” en el agua. Un relato oriental cuenta la narración de un poderoso emperador quien hace muchos años pidió que fuera a su palacio una conocida hechicera para que le mostrase con qué mujer debía casarse. Daily E-e correo electrónico publicó la supuesta primera fotografía de Nessie. Se transformó en conductor de autobús y nutría a su familia con la recolecta que traía del lago Ness.

la leyenda del monstruo de lago ness

Wetherell, en busca de venganza, reclutó a su hijo, Ian, y a su hijastro, Christian Spurling, a fin de que construyeran un monstruo del lago Ness. Lo hicieron tomando un submarino de juguete de 35 centímetros e injertando en la parte superior un cuello curvo de 30 cm de largo de madera plástica pintada de gris. Ahora, fijaron una tira de lastre de plomo en el fondo a fin de que no flotase hasta la área. Fotografiaron al monstruo de juguete que se balanceaba en el lago Ness a una distancia bastante para dar la ilusión de un tamaño monstruoso. Para finalizar, reclutaron a Wilson para que revelase las fotos y las reclamara como propias.

Qué Llevar A Cabo Este Fin De Semana En La Capital Española Con Pequeños Del 18 Al 20 De Noviembre

La fotografía mucho más famosa, tomada en teoría por el cirujano londinense Robert Wilson en 1934, es la que dio la vuelta al mundo y catapultó la fama del monstruo. No obstante, en 1994 salió a la luz que había sido todo una falsificación organizada por Marmaduke Wetherell. Ace varios años el rey Uther Pendragon de Colosal Bretaña sostenía un duro enfrentamiento con el duque de Tintagel cuya bella mujer Igraine prendó al rey de forma que decidió hechizarla y que creyera que él era su genuino marido. Tanto funcionó el hechizo que para finalizar ambos se unirían y de su relación nació un niño llamado Arturo. Todavía hoy se efectúan expediciones por el lago para hallar a la criatura.

El Lago Ness Bajo El Microscopio

Si bien en un principio se mostró entretenido, el Daily Mail las envió al Museo de Historia Natural para su análisis. Tenía que ver con un poderoso animal de patas blandas, pero de un hipopótamo (afín al que Wetherell había cazado en África). La publicación llamó la atención a Wetherell sobre su farol, y éste regresó a Londres avergonzado. Tras la cobertura inicial de 1933, el monstruo del lago Ness se transformó en una sensación mediática, apareciendo nada menos que 55 ocasiones en el New York Times durante los 18 meses siguientes. Entonces, el 21 de abril de 1934, el Daily Correo de Londres publicó una fotografía que cambió para siempre la manera de ver a Nessie. En el registro de Campbell, hay cientos y cientos de fotografías de apasionados que acompañan a los avistamientos presentados para otorgar pruebas fotográficas de apoyo.

El Ataque Del Monstruo

Para la temporada navideña de 2022, los artículos que admitan devoluciones y hayan sido comprados entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre, se tienen la posibilidad de devolver hasta el 31 de enero de 2023. Los gastos de envío, la fecha de distribución y el total del pedido se muestran al terminar la adquisición. Es la narración de una civilización perdida una isla antigua desaparecida en el mar. No se conoce con certeza si existió o es simplemente un mito de la literatura medieval. Ciertamente, como en el momento en que durante la noche el montón de ropa sobre la silla de tu cuarto parece el Babadook agazapado. No obstante, la idea de que el Monstruo del Lago Ness sea el remanente de una bestia prehistórica extinta hace millones de años no se sostiene bastante.