Lago Ness 1934

La fotografía de Hugh Gray tomada cerca de Foyers el 12 de noviembre de 1933 fue la primera fotografía que supuestamente representaba al monstruo. Se encontraba un poco borroso, y se ha observado que si se mira de cerca se puede observar la cabeza de un perro. Gray había sacado a pasear a su labrador ese día y se sospecha que la fotografía muestra a su perro sacando un palo del lago. Otros han sugerido que la fotografía muestra una nutria o un cisne .

Según el miembro del equipo Charles Wyckoff , las fotos fueron retocadas para superponer la aleta; la mejora original mostraba un elemento sensiblemente menos distinto. Durante una asamblea con Tony Harmsworth y Adrian Shine en el Loch Ness Center & Exhibition, Rines aceptó que la foto de la aleta ha podido haber sido retocada por el editor de una revista. Comenzaron a manifestarse cartas en El Correo , con frecuencia de manera anónima, reclamando avistamientos de tierra o agua por parte del escritor, su familia o populares o historias recordadas.

Su primordial actividad fue alentar a conjuntos de voluntarios autofinanciados a observar el lago desde miradores con cámaras de película con lentes telescópicas. De 1965 a 1972 tuvo un campamento de caravanas y una interfaz de observación en Achnahannet , y envió observadores a otros sitios a lo largo del lago. Según el informe anual de 1969 de la oficina tenía 1.030 integrantes, de los que 588 eran del Reino Unido. En el último mes del año de 1954, el barco pesquero Contrincante III tomó lecturas de sonar . Su tripulación apreció un elemento grande que seguía el ritmo del barco a una hondura de 146 metros . Se detectó a una distancia de 800 m antes que se perdiera y recuperara el contacto.

El Día Que Se Fotografió Al Monstruo Del Lago Ness Por Primera Vez

Si bien Edwards aceptó en el mes de octubre de 2013 que su fotografía de 2011 era un engaño, insistió en que la fotografía de 1986 era auténtica. La fotografía más famosa, tomada en teoría por el cirujano londinense Robert Wilson en 1934, es la que dió la vuelta al planeta y catapultó la popularidad del monstruo. Sin embargo, en 1994 salió a la luz que había sido todo una falsificación organizada por Marmaduke Wetherell. Parece ser, \’Daily Correo\’ lo había ridiculizado públicamente tras ser convencido de buscar un monstruo que entonces resultó se trataba simplemente de una broma para pequeños.

A modo de venganza, Wetherell decidió realizar un montaje con arcilla pegada a un submarino de juguete y después persuadió a Wilson a fin de que él publicara las fotografías, lo que servía para proporcionarles probabilidad. Pese a ello, la fotografía era a esas alturas tan famosa que bastante gente siguieron creyendo que era verídica. K. Wilson, que mostraba al monstruo en medio de la neblina de las aguas del Lago. Es la fotografía mucho más icónica en la historia del Lago Ness y probablemente asimismo uno de los trucos más elaborados de nuestros tiempos. Este martes, para celebrar el aniversario de este suceso, Google plus Maps ofrece unas imágenes de 360º del Lago Ness en Street View a fin de que los navegantes puedan buscar al monstruo.

Según los informes, la “fotografía del cirujano” es la primera fotografía de la cabeza y el cuello de la criatura. En teoría tomada por Robert Kenneth Wilson , un ginecólogo de Londres , se publicó en el Daily E-e correo electrónico el 21 de abril de 1934. La negativa de Wilson a que se le asociara su nombre llevó a que se la conociera como la “fotografía del cirujano”.

El Monstruo Del Lago Ness, El Nuevo Doodle De Google+

Wetherell aun se desplazó hasta allí, convencido de que los niños habían visto una criatura excepcional. Le sentó tal mal llevar a cabo el absurdo que decidió tomar venganza, por su parte, con otro engaño. Pero la cosa no se realizó viral, como afirmaríamos en la actualidad, hasta el 2 de mayo de 1933, en el momento en que el Inverness Courier publicó, con aire sensacionalista, las declaraciones de una pareja que confirmaba haber visto un enorme animal hundiéndose en las aguas de Loch Ness. Fue la primera oportunidad que apareció un titular con la palabra «monstruo» y la disparidad se desató por todo Reino Unido. La verdad es que en 1868 un periódico local, el Inverness Courier, charla en un producto del avistamiento de un extraño pez de gran tamaño y confusa morfología en las aguas de Loch Ness. Lo que asimismo se dieron cuenta que había en el lago era una abundancia de anguilas, ya que su ADN aparecía en casi todas las muestras de agua recogidas por el equipo.

La distorsión o el alargamiento de un reflejo era habitual, llegando a transformar un pájaro acuático de un metro de largo en uno que parecía tres o 4 veces su tamaño real. Más tarde se descubriría que el sonar tenía inconvenientes afines en el momento en que tenía que ver con cambios de temperatura. Sesenta años después, se estableció por último que la fotografía era un engaño.

En 1972 nuevamente, un grupo encabezado por el abogado estadounidense Robert Rines consiguió ciertas fotografías subacuáticas. Una de ellas era una imagen de la que se ha argumentado que se trataría o de una aleta romboidal, una aleta de algún pez o incluso burbujas de aire. De cualquier manera, la comunidad científica e inclusive varios criptozoólogos han descartado estas pruebas, alegando que fueron modificadas por pc.

Buscas

Los cuentos llegaron a los medios de comunicación, que describieron un “pez monstruo”, “serpiente marina” o “dragón” y finalmente se decidieron por “monstruo del lago Ness”. Una investigación subacuático de 2016 en el lago Ness, realizado por un dron marino llamado Munin, arrojó una imagen de sonar de algo en el fondo del lago con una manera distintiva de cuello largo. Tenía que ver con un elemento de atrezzo de la película de 1970 La vida privada de Sherlock Holmes que se había hundido en el fondo a lo largo del rodaje.

¿De Qué Forma Es Nessie?

Se tambaleó por medio de la carretera hacia el lago a 20 yardas de distancia, dejando un indicio de maleza rota a su paso. El 4 de agosto de 1933, Courier publicó un informe de otro presunto avistamiento. Este fue solicitado por el londinense George Spicer, director de una firma de sastres.

El Monstruo Del Lago Ness, Bajo El Microscopio

Se realizó otro contacto con el sonar, esta vez con dos objetos estimados en unos 9 metros . La cámara estroboscópica fotografió 2 objetos grandes rodeados por una ráfaga de burbujas. Ciertos interpretaron los elementos como 2 animales similares a un plesiosaurio , lo que recomienda múltiples animales grandes que viven en el lago Ness.