Leyenda Garajonay

La historia de historia legendaria de Gara y Jonay pertence a las leyendas mucho más populares del archipiélago canario, y es original de la isla de La Gomera. Esta isla es la tercera mucho más pequeña de todas y cada una de las Islas Canarias. Forma parte a la provincia de Santa Cruz de Tenerife y su capital es San Sebastián de La Gomera. Por sus excelentes panoramas verdes y sus Parque Nacionales, fue declarada en 2012 Rerserva de la Biosfera. En el centro de la isla está ubicado el Parque de Garajonay, que recibe su nombre por esta leyenda y es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1986. “Tinerfeños y gomeros ven con malos ojos este amor” desde el comienzo, según se relata en el Centro de Interpretación del Parque Nacional.

leyenda garajonay

Jonay la golpea enfurecido, siendo apresado y condenado a perder la mano. Sin embargo, más tarde se descubre la identidad de Jonay, cayendo los dos en la vergüenza. Gara insiste a Jonay a acompañarla a la cumbre, y una vez allí se dan muerte el uno al otro con unos punzones de madera.

Agua De La Gomera Para Hacer Situación Los Deseos

La Laguna Grande es un espacio diferente a todos los demás del Parque Nacional de Garajonay, ya que es una laguna endorreica que no deja que crezcan árboles dentro suyo. Por eso mismo, se ha prestado siempre a toda clase de historias, aunque si se pregunta a los gomeros por ella, siempre y en todo momento guardan silencio y al poco revelan el respeto que le profesan. Situada en pleno corazón del parque, catorce piedras forman un círculo perfecto en el que otro bloque señala su centro. Es el único claro de este bosque de la era Terciaria y cuenta la historia de historia legendaria que allí se daban cita las brujas más importantes de La Gomera.

leyenda garajonay

A de los mejores ejemplos de naturaleza viva que existen en España. Hay que escalar por sinuosas rutas para llegar a este auténtico vergel en cuyas prácticamente 4.000 hectáreas se abre paso una vegetación endémica que propicia un aire primitivo. Musgos, líquenes, helechos, brezos, aceviños, viñáticos… y así hasta 400 especies tapizan los fondos de este bosque que es el hogar de los simpáticos, pero resbaladizos, lagartos gigantes.

En un día lluvioso alguno, en el raso solitario el silbido agudo del viento le hace a uno genuinos escalofríos. En el centro de la isla, y en los límites del Parque Nacional de Garajonay, está el pintoresco caserío de El Cedro que alberga la mayor consistencia de laurisilva de todo el archipiélago. Rodeado por un bosque de millones de años de antigüedad, su aislamiento le ha permitido sostener viva su esencia. El Cedro es un verdadero caserío de montaña con viviendas que guardan el estilo clásico.

Conoce Sanlúcar De Barrameda, Capital Española De La Gastronomía 2022

Sin embargo, fueron perseguidos y, al verse rodeados, no tuvieron más salida que el suicidio ritual. Así que se lanzaron al vacío desde los 1.487 metros de esta cima, la más alta de La Gomera. El parque está ubicado en la meseta central de la isla y su área está repartida entre los municipios de Vallehermoso, Agulo, Valle Enorme Rey, San Sebastián de La Gomera, Alajeró y Hermigua. Durante las fiestas llegaron bastantes pobladores de Tenerife a la Gomera. Entre ellos se encontraba Jonay, príncipe de la isla de Tenerife.

Una vez en la isla se informa de la presencia de Gara, a quien varios quieren, y resuelve conocerla. La halla y le charla, pero ella lo repudia por no ser de su estirpe pese a sentir también una predisposición hacia él. Jonay vuelve a intenarlo y Gara lo repudia nuevamente, haciendo que el muchacho se enfurezca y la golpee. Un pastor ve la escena y da aviso al resto del clan de Gara, que captura a Jonay y lo condena a muerte. Por la mañana siguiente Gara libera a Jonay y huyen, siendo pronto perseguidos. Al final, en la cima de la isla son cercados, pero antes que los apresen se suicidan atravesándose los corazones con dardos de madera.

Respuestas A “gara Y Jonay – Leyenda Canaria”

Los Chorros de Epina son gene­ra­do­res de múltiples le­yen­das y supersticiones. Para hallar el amor de­seado, las mujeres de­ben beber de los pares y los hom­bres de los impares ; pero las que quie­ran ser brujas deben be­ber del de los hombres. Las fa­mi­lias adineradas de Vallehermoso mandaban a sus cria­das a Epina a buscar el agua fresca y, para cerciorarse de que no había engaño, les debían traer una hoja del viejo adernero que allí crece. Historia de historia legendaria que da nombre al impresionante Parque Natural de Garajonay y que, por esta razón, se cuenta de todas y cada una de las maneras imaginables, como las buenas historias que no se olvidan. Según enseña Juan Carlos Hernández, especialista en Patrimonio de La Gomera, Gara y Jonay “podían ser hermanos de un mismo bando aborigen de la isla, por lo que tenían contraindicado enamorarse, pero, ¿quién manda en el amor? Por eso, y frente al previsible castigo, huyeron al Alto de Garajonay, rincón sagrado donde se efectuaban sacrificios, para pedir el favor de sus divinidades y poder mantenerse unidos.

Gara, princesa de Agulo y del agua, acudió a estos chorros para saber su destino. En el momento en que su rostro se reflejó en el agua, esta se sostuvo clara y tranquila, pero poco después comenzó a enturbiarse. El sabio del sitio le dio indicaciones a Gara de que se sostuviera lejos del fuego. Configurada su silueta, cabe situar al mucho más portentoso monumento natural en un territorio que es, todo él, Reserva de la Biosfera.

Una vegetación que se asienta en una impresionante reserva de laurisilva, la más amplia y mejor conservada que se conoce. Un bosque que se remonta nada menos que al Terciario, hace millones de años, cuando la tierra se estremeció y se extinguieron los dinosaurios. Hay disputa sobre la vericidad de esta leyenda aborigen. Prácticamente ninguna de las fuentes escritas en donde se le se refiere consigue la consideración de trabajos de etnografía, siendo más bien obras de carácter literario.