Monstruo Del Lago Ness Elefante

A su parecer, las imágenes atribuidas hasta el momento al popular monstruo corresponderían de todos modos a elefantes de circo que, sendero de las ferias de Inverness, se tomaban un baño de descanso. Un instructor de Escocia acaba de llegar a la descorazonadora conclusión de que el monstruo del Lago Ness fue en realidad un elefante de circo, y de ningún modo el animal prehistórico con el que especulaba la historia de historia legendaria. Cientos y cientos de visitantes de páginas personales de Internet en China, así como medios del país, se han movilizado para hallar a los autores de un vídeo difundido en la página web en el que una mujer aniquila cruelmente a un gato, informó la prensa local china. Aunque el hecho semeja anecdótico, ha provocado una de las mayores movilizaciones de navegantes en China hasta la fecha, y se han desarrollado aun páginas de Internet para que todo aquel que tenga pistas sobre la asesina logre hacerlas públicas. En 1994 se descubrió que Marmaduke Wetherell había falsificado la fotografía en el momento en que era usado del Daily Mail.

Pues pues en el jornal se habían reído bastante de él a causa de una broma que le habían gastado unos niños de la región de Loch Ness. Wetherell aun se desplazó hasta allí, convencido de que los niños habían visto una criatura extraordinaria. Le sentó tal mal hacer el absurdo que decidió tomar venganza, por su parte, con otro engaño. Pero la cosa no se hizo viral, como diríamos hoy día, hasta el 2 de mayo de 1933, cuando el Inverness Courier publicó, con aire sensacionalista, las afirmaciones de una pareja que afirmaba haber visto un colosal animal hundiéndose en las aguas de Loch Ness.

Mala novedad para el turismo escocés y también de forma indirecta también para los gallegos, que bien podríamos sacarle algún partido a nuestra nutridísima población de seres de leyenda. De ahí que, la figura sortea y enigmática del Monstruo del Lago Ness nos ha dado varias novelas, decenas y decenas de películas, apariciones en series, en comics, en videojuegos… Toda esta producción da para otro artículo entero, que prometo divulgar muy pronto. Por poner un ejemplo, en 1923, mucho antes que a todos se nos metiera en la cabeza que el Monstruo del Lago Ness es un plesiosaurio, Alfred Cruickshank afirmó haber divisado en medio de la carretera que bordea el loch a un animal de más de tres metros de largo muy semejante a un elefante. 📌 Si sois muy frikis del Monstruo del Lago Ness y estáis apasionados en comprender con aspecto todos los avistamientos, en esta página está el registro oficial de todos ellos .

Desde la década de 1930 no había habido ningún año en el que no se produjera algún supuesto avistamiento de Nessie hasta el fatídico 2013. Ese año, el Club de Entusiastas del Monstruo del Lago Ness (sí, existe y esta es su página) declaró con gran desolación que no se había conocido nada de la criatura en dieciocho meses. Consiguieron múltiples fotografías de lo que aseguraron era una criatura similar a un plesiosaurio (luego os cuento más sobre esto) y una específicamente, que fue la que alzaron como prueba irrefutable de la existencia de Nessie, que parecía mostrar una aleta romboidal. La foto fue divulgada por todo el mundo desde el Daily Correo como prueba irrefutable de la presencia del Monstruo del Lago Ness.

Mucho Más Novedades

Fue la primera oportunidad que apareció un titular con la palabra «monstruo» y la locura se desató por todo Reino Unido. El paleontólogo, que ganó notoriedad en 2004 al descubrir la huella de un dinosaurio de 165 millones de años de antigüedad en la isla de Skye, afirma que la historia de historia legendaria en torno a Nessie es “en buena parte fruto del siglo XX”. “La mayoría de las visiones se generaron en 1933, en el momento en que se completó la carretera A82 que discurre al oeste del lago de Ness”, explicó Clark a Efe. Absolutamente nadie consiguió probar haber visto a \’Nessie\’, una suerte de dragón submarino cuya leyenda remonta al siglo VII. Tras revisar y analizar en el presente artículo los testimonios y fotografías tomados a lo largo de la historia, sospecho que a todos nos queda bastante claro que, prácticamente con toda posibilidad, Nessie no existe.

Otros seres más perversos y con menos sentido del humor son la Orcavella, el Home das Bubas y el sacauntos. Y aún nos quedan las mouras, los nubeiros, los tronantes y tantos otros bichos de la fauna histórica gallega cuya enumeración excedería el escaso espacio de esta croniquilla. A cambio, proseguimos contando aún con un extendido repertorio de animales de fábula entre aquéllos que destaca -en el género de dragones- la Coca de Redondela, un monstruo marino y volador a la vez que viene a ser el coco de los terrores de nuestra niñez. Aquí no disponemos de un lago con monstruo dentro, naturalmente; e incluso fuimos lo bastante indiferentes para desecar la mítica laguna de Antela, madre de leyendas tan poco probables y hermosas como la que recomienda que bajo sus aguas estuvo sumergida la ciudad de Antioquia. Si disfrutas la narración de Escocia, ya habrás comprobado que hay poquísimas publicaciones que charlen de ella en nuestro idioma.

Opinión

De cualquier manera, la red social científica en bloque descartó estas fotografías en el momento en que se probó que habían sido retocadas, giradas y modificadas por pc. El Monstruo del Lago Ness es un personaje habitual en nuestro imaginario desde los «avistamientos» ocurridos en este loch de las Highlands de Escocia durante la década de 1930. No obstante, las pistas sobre Nessie podrían ser considerablemente más antiguas en dependencia de de qué forma se interpreten ciertos documentos.

monstruo del lago ness elefante

Contamos asimismo con el lobishome, popularísima mezcla de hombre y lobo al que los científicos, siempre y en todo momento incorregibles, han restado parte importante de su historia de historia legendaria al atribuir su conducta a la patología de la licantropía. Como curiosidad, les afirmaré que en 2016 se detectó en el fondo de Loch Ness una figura que levantó las alarmas de los entusiastas de Nessie. Sin embargo, resultó ser un modelo de nueve metros del Monstruo hecho para la película «La vida privada de Sherlock Holmes» en 1969.

Vida Y Estilo

La primera noticia es de 1930, del periódico Northern Chronicle, que notificó del inquietante testimonio de 2 pescadores que aseguraban haber visto una gran y extraña criatura en Loch Ness. Tras un par de años de indagaciones, un paleontólogo escocés está convencido de que el mítico monstruo del Lago Ness era de todos modos un elefante de circo que nadaba, informó este lunes el diario británico The Times. Clark reconoció, sin embargo, que su teoría no enseña supuestas visualizaciones precedentes -la primera data del siglo VII- o posteriores del monstruo, por lo que nunca se sabrá realmente todo lo que esconden las aguas de ese lago.

Compartir El Artículo

A lo largo de mucho tiempo, más allá de que no se podía garantizar qué clase de criatura salía en la imagen, se tomó la fotografía en sí por real. Igual que tú, en el momento en que visité el Loch Ness, aunque racionalmente no creo que exista, me pareció muy «romántico» ver las hipnóticas aguas del Loch, imaginando al monstruo nadando en las profundidades del lago. Y recordad que podéis continuar el blog también en Facebook, Instagram y Youtube para más fotografías, vídeos, rutas y también historias.

Sociedad

Para ponerle remedio, en la Navidad de 2021 publiqué «Breve Historia de Escocia», ¡el primer libro de historia general escocesa, entretenido, entretenido, rigurosísimo y completamente en castellano! La hermosura está en el ojo del que mira y la morfología del Monstruo del Lago Ness, asimismo. De ahí que, algunos presentes pasaron olímpicamente de la descripción clásica de Nessie y han afirmado haber visto una criatura con una forma totalmente diferente. Ese año, un joven llamado Andrew Dixon aseveró haber visto claramente al Monstruo del Lago Ness en unas imágenes aéreas tomadas por el servicio de mapas de Apple en la zona del loch escocés.

Las primeras pesquisas apuntaban a que el vídeo había sido grabado en la ciudad china de Hangzhou (China Daily aún sostiene esta teoría), pero los navegantes han identificado que una isla que hace aparición en el vídeo está en la provincia china de Heilongjiang (noreste del país). El paleontólogo, que ganó notoriedad en 2004 al descubrir la huella de un dinosaurio de 165 millones de años de antigüedad en la isla de Skye, afirma que la leyenda cerca de \’Nessie\’ es “en parte importante fruto del siglo XX”. No cabe duda de que, a diferencia de los escoceses, los gallegos no hemos sabido vender nuestra increíble y variadísima población de monstruos y seres sobrenaturales. No deja de resultar interesante en un país tan dotado para la mercadotecnia turístico como Galicia, que ha sido quien de idear una muy, muy bella tradición jacobea de vías lácteas, apóstoles llegados en insumergibles barcas de piedra, Reinas Lupas y estrellas que guían al caminante. Y que aun tuvo el acierto de constituir una sociedad anónima del Xacobeo que, desde todos esos legendarios mimbres, consigue captar millones de turistas hacia la capital de este reino. El inventario se dilata, en resumen, con los trasnos, que no son propiamente monstruos sino espíritus traviesos como en cierta manera lo era asimismo -hasta que se supo lo del elefante- esa criatura del Lago Ness que jugaba al gato y el ratón con los fotógrafos.