Monstruo Lago Ness 2020

Un conjunto de Científicos que inspeccionaban el fondo del Lago Ness encontraron la silueta de un monstruo de diez metros de longitud, pero de todos modos era el falso animal que se empleó en la cinta de Wilder. Hablamos de la confirmación del descubrimiento de Rod Michie, un capitán retirado de 77 años, que mostró en su día a la comunidad científica una sucesión de imágenes bastante sorprendentes captadas con su sónar. Hablamos de un supuesto cuerpo de unos diez metros de longitud, oculto a unos 170 metros de profundidad, justo en medio del lago. Ronald Mackenzie, capitán del barco turístico Spirit of Loch Ness, dió veracidad a estos descubrimientos, ya que él mismo también encontró ese cuerpo sin detectar en el fondo del lago. La web oficial de avistamientos de monstruos del lago Ness, encargada de dejar constancia de los hechos entorno al lago, difundió las imágenes dejando constancia de una nueva aparición.

Después de repasar y investigar en el artículo los testimonios y fotografías tomados a lo largo de la historia, supongo que a todos nos queda bastante claro que, casi con toda probabilidad, Nessie no existe. Y es que la imaginación y el espíritu humano se nutre mucho mejor de los mitos y las leyendas que de la realidad. La verdad es que en 1868 un periódico local, el Inverness Courier, charla en un artículo del avistamiento de un extraño pez de importante tamaño y confusa morfología en las aguas de Loch Ness. Y sucede que son muchos los que creen que Nessie vive en las aguas del lago, donde se esconde y se deja ver muy de tanto en tanto. En verdad, es extraño el año en el que no se produce uno o varios anuncios de la existencia de un reptil de cuello largo asomando por las aguas del lago.

Una Leyenda Milenaria Que Cogió Fuerza Hace 200 Años

La mayoría de los testimonios que charlan de Nessie son tan confusos que esas personas podrían haber sufrido una pareidolia fruto de la mezcla de un tronco flotante, un destello de luz sobre el agua y media botella de buen whisky escocés. Como curiosidad, os diré que en 2016 se detectó en el fondo de Loch Ness una figura que levantó las alarmas de los entusiastas de Nessie. No obstante, resultó ser un modelo de nueve metros del Monstruo hecho para la película «La vida privada de Sherlock Holmes» en 1969.

El monstruo del lago Ness fue “visto” por vez primera en el año 565. Así lo refleja la biografía del monje irlandés San Columba, que mencionaba a una “bestia de agua” enorme que arrastraba a un hombre a la desaparición en el río Ness de Escocia. No obstante, Nessie pasó prácticamente inadvertida hasta 1933 después de que se edificara una carretera en todo el lago, lo que lo hacía estar bastante menos aislado.

Aparentemente se hundió en el loch durante el rodaje tras insistir Billy Wilder, el directivo, en que le quitaran ámbas jorobas, más allá de que los técnicos avisaron de que eso afectaría a su flotabilidad. Ese año, un joven llamado Andrew Dixon aseveró haber visto claramente al Monstruo del Lago Ness en unas imágenes aéreas tomadas por el servicio de mapas de Apple en la región del loch escocés. Obtuvieron varias fotografías de lo que aseguraron era una criatura similar a un plesiosaurio (luego les cuento mucho más sobre esto) y una en concreto, que fue la que levantaron como prueba irrefutable de la presencia de Nessie, que parecía mostrar una aleta romboidal. Los años 70 del siglo XX fueron moviditos en el campo de la criptozoología y el Monstruo del Lago Ness no podía ser menos. Y sucede que en 1972 se dio casi por probada la presencia de Nessie gracias a una foto subacuática.

Página Oficial De Avistamientos De Monstruos Del Lago Ness

O\’Faodhagain no aceptó esa explicación si bien la cámara está ubicada a 1,6 km del punto donde se vieron los dos elementos. Como veterano avistador del monstruo del lago Ness que es, defendió que “si fuesen 2 \’paddle boarders\’ solo aparecerían como 2 puntos en la pantalla y no dejarían esas estelas como movimientos y perturbaciones claramente perceptibles en el agua como pasa toda vez que hay un avistamiento”. En los aledaños hay una cámara web apuntando de forma directa al lago funcionando las 24 horas del día con la intención de poder capturar cualquier tipo de movimiento o figura inusual que se muestre sobre el agua. Esta cámara es iniciativa del irlandés Eoin O\’Faodhagain, un observador veterano que de forma regular registra los avistamientos. Tras seis meses sin registros de movimientos del monstruo del Lago Ness, una cámara de vídeo que apuntaba de manera directa al lago detectó una figura extraña en el agua antes de que finalizase el mes de marzo.

monstruo lago ness 2020

No es alguien que influenciable, que crea en esas cosas sin tener pruebas, pero a los siete minutos de recibir el contacto del sónar me envió un mensaje. El monstruo del Lago Ness es uno de los mitos o leyendas mucho más recurrentes de nuestros tiempos. En este lago de Escocia, una área inmensa de agua, diríase que habita una enorme criatura similar a la de un plesiosaurio.

Ley Del “solo Sí Es Sí” La Fiscalía Del Supremo Pide No Liquidar Los 11 Años De Cárcel De Un Violador Pues Es “proporcional”

Poco después, las imágenes fueron borradas pues estaban despertando inquietudes. Hubo cientos y cientos de estudios sobre este mítico animal, pero la última ha recabado toda la información y estadísticas relacionadas con monstruo desde principios del siglo XIX. Los primeros supuestos avistamientos charlaban de que se trataba de un monstruo marino con apariencia de serpiente. Pero hubo un instante que lo cambió todo y que generó el cambio del imaginario colectivo.

En cambio, piensan más plausible la oportunidad de que se trate de una anguila gigante.

Un Instante, ¿es Eso El Monstruo Del Lago Ness?

La revolución llegó con los primeros descubrimientos de fósiles de dinosaurios y réptiles, pero más que nada con las exhibiciones de estos restos en los museos de diferentes puntos de Gran Bretaña. Entre esos descubrimientos hubo uno el de los plesiosaurios de cuello largo, que vivieron hace más de 66 millones de años, y que influyó en las ediciones de los avistamientos que se notificaron desde ese momento, que pasaron a charlar de un reptil monstruoso, con un cuello colosal. Es la situacion de Ronald Mackenzie, que transporta años explorando por el lago y que en este momento conduce un catamarán turístico que los recorre. Mackenzie estaba en uno de los recorridos turísticos en el momento en que, de regreso, el sónar capó una extraña imagen.

Descartados los avistamientos que eran engaños obvios, encontraron un patrón común que empezó a principios del siglo XIX, la mayoría de las criaturas marinas avistadas tenían el cuello largo. Lo definitivo a todo es que la calidad del archivo audiovisual no deja claro entender qué puede ser lo que se ve sobre el lago, es ya cuestión de la imaginación y opiniones de cada uno de ellos. Lo único claro es que el hecho quedó registrado de manera oficial como un avistamiento del monstruo del lago Ness en 2022 probando en el final que la historia de historia legendaria prosigue un año tras otro.

En un primer momento barajaban 4 posibles teorías y afirmaron que ninguna les parecía elogiable. En este momento, el profesor Neil Gemmell, de la Facultad de Otago en Novedosa Zelanda, hizo públicos los desenlaces de los análisis y descartan de pleno que Nessy pudiera tratarse de un dinosaurio. En las muestras advirtieron piel, escamas, plumas, pelaje, heces y orina. El análisis detallado de las muestras terminan con 200 años de teóricos avistamientos de grandes monstruos marinos de cuello largo. Los presuntos avistamientos de criaturas marinas han comenzado en el 1800, pero en los primeros años solo el 10% de todos los casos registrados describían monstruos con cuellos largos como plesiosaurios.