Monstruo Lago Ness Fotos Reales

Como curiosidad, les afirmaré que en 2016 se detectó en el fondo de Loch Ness una figura que levantó las alarmas de los fanes de Nessie. Sin embargo, resultó ser un modelo de nueve metros del Monstruo hecho para la película «La vida privada de Sherlock Holmes» en 1969. Aparentemente se hundió en el loch durante el rodaje tras insistir Billy Wilder, el director, en que le quitaran las dos jorobas, más allá de que los técnicos avisaron de que eso afectaría a su flotabilidad.

Aún de esta manera, la historia de historia legendaria sigue viva y no son solo los turistas con ganas de emociones fuertes los que se aproximan a procurarlo. Al parecer hasta el mismísimo gobierno de Margaret Thatcher financió una búsqueda con el apoyo de los EE.UU, la BBC hizo lo propio en 2003 e inclusive hubo una intentona “seria” mucho más reciente, en el año 2009, donde se usó Google plus Earth para procurar fotografiar al monstruo. Y en este momento al menos solo se busca fotografiarle, pero a fines de los años 30 había conjuntos de cazadores organizados que hacían batidas por el lago para procurar clavar sus arpones en el gigantesco y fornido cuerpo de esta bestia. Menos mal que no dieron con ella, porque a Nessie estos le habrían durado un telediario.

El Día Que Se Fotografió Al Monstruo Del Lago Ness Por Primera Vez

Pues porque en el diario se habían reído bastante de él a raíz de una broma que le habían gastado unos niños de la región de Loch Ness. Wetherell aun se desplazó hasta allí, convencido de que los pequeños habían visto una criatura extraordinaria. Le sentó tal mal hacer el absurdo que decidió tomar venganza, por su parte, con otro engaño.

monstruo lago ness fotos reales

Obtuvieron varias fotografías de lo que afirmaron era una criatura similar a un plesiosaurio (luego os cuento más sobre esto) y una en concreto, que fue la que alzaron como prueba irrefutable de la presencia de Nessie, que parecía enseñar una aleta romboidal. Pero la cosa no se hizo viral, como afirmaríamos hoy día, hasta el 2 de mayo de 1933, cuando el Inverness Courier publicó, con aire sensacionalista, las declaraciones de una pareja que confirmaba haber visto un colosal animal hundiéndose en las aguas de Loch Ness. Fue la primera vez que apareció un titular con la palabra «monstruo» y la disparidad se desató por todo Reino Unido. La verdad es que en 1868 un periódico local, el Inverness Courier, habla en un artículo del avistamiento de un extraño pez de gran tamaño y confusa morfología en las aguas de Loch Ness.

Una Leyenda Milenaria Que Cogió Fuerza Hace 200 Años

Por ejemplo, en 1923, bastante antes que a todos se nos metiera en la cabeza que el Monstruo del Lago Ness es un plesiosaurio, Alfred Cruickshank aseveró haber avistado en la mitad de la carretera que bordea el loch a un animal de sobra de tres metros de largo muy parecido a un elefante. No obstante, la idea de que el Monstruo del Lago Ness sea el remanente de una bestia prehistórica extinta hace millones de años no se sostiene demasiado. 📌 Si sois muy frikis del Monstruo del Lago Ness y estáis apasionados en conocer con detalle todos los avistamientos, en esta página está el registro oficial de todos ellos .

Ese año, el Club de Entusiastas del Monstruo del Lago Ness (sí, existe y esta es su página) declaró con enorme desolación que no se había conocido nada de la criatura en dieciocho meses. Otros identifican al Monstruo del Lago Ness con un kelpie, pero ya que los kelpies son criaturas mitológicas con forma de caballo, no veo muy claro el asunto. Esta web utiliza Google+ Analytics para catalogar información anónima tal como el número de visitantes del ubicación, o las páginas más populares. Más allá de que siempre y en todo momento ha sido un poco de escéptico, Ian mencionó que la foto lo convenció para toda la vida. De ahí que, la figura esquiva y misteriosa del Monstruo del Lago Ness nos dió múltiples novelas, decenas de películas, apariciones en series, en comics, en videojuegos… Toda esta producción da para otro artículo entero, que prometo difundir prontísimo.

Al Final Parece Ser Que Se Ha Tomado Una Fotografía Real Del Monstruo Del Lago Ness – Y Da Temor

En las originales apenas se adivinan unos negros sedimentos en el fondo del loch. Sea como sea la explicación real, “Nessie” proseguirá generando expectación entre los curiosos u proseguirá nutriendo a los habitantes de la región, a la que de año en año acuden miles de personas para poder revisar en persona si la historia de historia legendaria es cierta o no. En 1972 nuevamente, un grupo encabezado por el abogado estadounidense Robert Rines obtuvo ciertas fotografías subacuáticas. Una de ellas era una imagen de la que se ha argumentado que se trataría o bien de una aleta romboidal, una aleta de algún pez o incluso burbujas de aire. De cualquier forma, la red social científica e inclusive muchos criptozoólogos han descartado estas pruebas, alegando que fueron modificadas por pc. Si disfrutas la crónica de Escocia, ahora habrás comprobado que hay poquísimas publicaciones que charlen de ella en nuestro idioma.

Monstruo Del Lago Ness: Algo Pasa Con Nessie… Pero, ¿qué?

Como acostumbra suceder con esta clase de historias, la propagación del mito se la debemos al \’boca a boca\’, o los cuentos orales y después escritos que han llegado hasta nuestros días. En concreto, hay rumores ya hace más de 1.600 años de un presunto monstruo en el lago que están en las Highlands de Escocia. El lago Ness tiene una forma muy peculiar y alargada que se extiende por una falla que cruza esta zona en las Tierras Altas desde Inverness hasta Fort Williams , y ese sería el sitio elegido por el longevo animal para vagar sin ser visto. Pero esa mácula grisácea que ves ahí arriba es, nada más y nada menos, que la primera foto de la historia que se le tomó al célebre monstruo del lago Ness.

Un supuesto vídeo grabado de la webcam muestra al monstruo sumergiéndose y volviendo a emerger a lo largo de la Bahía de Urquhart. Hasta la actualidad, la mayor parte de las alertas fueron por avistamientos en la área del lago, que en su mayor parte describían al animal como una suerte de dinosaurio de cuello largo que emergía del agua. De hecho, no son pocas las imágenes que se han publicado del supuesto monstruo milenario. La fotografía más conocida, tomada en teoría por el cirujano londinense Robert Wilson en 1934, es la que ha dado la vuelta al planeta y catapultó la popularidad del monstruo.

La Prueba Mucho Más Visible De Que El Monstruo Del Lago Ness Existe Y Está Vivo

Y si bien 60 años después se confirmó que era falsa, sigue siendo muy popular. En cuanto a los últimos años, 2017 ha tenido el honor de ostentar el récord de «avistamientos» de la criatura en lo que va de siglo XXI. Aun así, no han sido más que ocho las personas que aseguran haber visto algo, en contraposición a las varias decenas de avistamientos por año de los que se daba aviso hasta la década de 1970.

Los presuntos avistamientos de criaturas marinas han comenzado en el 1800, pero en los primeros años solo el 10% de todos y cada uno de los casos registrados describían monstruos con cuellos largos como plesiosaurios. Sin embargo, la cifra aumentó al 50 por ciento en la década de 1930. Con estos datos, los investigadores proponen que la “dinomanía” había disparado la imaginación del público de tal forma que se creó una condimenta de “ilusión colectiva”. Por eso cualquier forma inexplicable que se viera en las aguas del Lago Ness se atribuiría a un dinosaurio. En un primer instante barajaban cuatro posibles teorías y dijeron que ninguna les parecía plausible. Ahora, el profesor Neil Gemmell, de la Facultad de Otago en Novedosa Zelanda, ha hecho públicos los desenlaces de los análisis y desechan de pleno que Nessy pudiera tratarse de un dinosaurio.