Monstruo Lago Ness Nessie

Mientras que medraba en Novedosa Zelanda en la década de los 70 y principios de los 80, Neil Gemmell consumía cualquier cosa sobre el Triángulo de las Bermudas, los extraterrestres y el monstruo del lago Ness. “Ahora sabemos que el monstruo del lago Ness no es un plesiosaurio”, dice Shine. Tras la cobertura inicial de 1933, el monstruo del lago Ness se transformó en una sensación mediática, apareciendo nada menos que 55 ocasiones en el New York Times durante los 18 meses siguientes. Entonces, el 21 de abril de 1934, el Daily Mail de Londres publicó una foto que cambió para toda la vida la forma de ver a Nessie.

monstruo lago ness nessie

Sue Keogh, de 60 años, vio un documental sobre Nessie y algo le vino a la memoria, y pronto se percató de que había visto lo mismo antes, en su ciudad natal de Penrith, Australia. De esta forma lo refleja la biografía del monje irlandés San Columba, que mentaba a una “bestia de agua” enorme que arrastraba a un hombre a la muerte en el río Ness de Escocia. No obstante, Nessie pasó prácticamente desapercibida hasta 1933 después de que se construyera una carretera en todo el lago, lo que lo hacía estar bastante menos aislado. En cuestión de meses, múltiples personas se presentaron alegando haber visto una bestia gigante al asecho cerca del agua.

¿Cómo Es Nessie?

La foto fue difundida por todo el planeta desde el Daily E-e correo electrónico como prueba irrefutable de la existencia del Monstruo del Lago Ness. A lo largo de mucho tiempo, si bien no se podía garantizar qué clase de criatura salía en la imagen, se tomó la fotografía en sí misma por real. La fotografía más conocida, tomada en teoría por el cirujano londinense Robert Wilson en 1934, es la que dió la vuelta al mundo y catapultó la popularidad del monstruo. Sin embargo, en 1994 salió a la luz que había sido todo una falsificación estructurada por Marmaduke Wetherell. Al parecer, \’Daily E-e correo electrónico\’ lo había ridiculizado públicamente tras ser convencido de buscar un monstruo que entonces resultó se trataba simplemente de una broma para niños.

Pertrechados con equipamiento de todos y cada uno de los colores como solo los yankis saben llevar a cabo, se dedicaron a investigar el loch escrupulosamente con un radar, ingresando en la oscuridad de sus aguas con una cámara subacuática armada con luz de alta potencia. El Monstruo del Lago Ness es un personaje frecuente en nuestro imaginario desde los «avistamientos» sucedidos en este loch de las Highlands de Escocia a lo largo de la década de 1930. No obstante, las pistas sobre Nessie podrían ser sensiblemente más antiguas en dependencia de de qué forma se interpreten ciertos documentos. Asimismo hubo un sinnúmero de ADN que recogieron y que no lograron cotejar con una clase conocida dado a que las secuencias eran bastante cortas, faltaban hebras o había otras anomalías. Cientos de miles de personas se desplazan todos los años hasta el lago Ness con la promesa de poder ver a la mítica criatura.

La Real Sociedad, Va A Ser El Rival Del Atleti En Copa

Y es que en 2019, un equipo de investigadores de Nueva Zelanda que realizaba un análisis de ADN en el lado Ness determinó que Nessie podría ser una anguila enorme. “Ninguna evidencia apoya la iniciativa de que se intente anguilas monstruosamente enormes”, dijo el científico al respecto. Y aunque 60 años después se confirmó que era falsa, sigue siendo muy popular. El monstruo de lago Ness sigue siendo entre los grandes secretos de todos los tiempos.

De cualquier manera, la primera descripción actualizada como tal la tenemos en 1886, en concreto en un artículo anunciado en el \’Inverness Courier\’, refiriéndose a los rumores sobre la presencia de un “pez colosal u otra criatura” en la hondura de las aguas. Muchos estiman que se trataría de una estratagema para beneficiar el turismo, mezclada con el folclore local y con historias precedentes sobre unos míticos caballos acuáticos llamados kelpies, los cuales, según la leyenda, habitarían en las profundidades del lago. Quizá ellos fueron los primeros de los que se charlaba, pero fueron posteriormente apartados por la popularidad de Nessie, que es anatómicamente diferente. “Una pequeña joroba negra salió del agua a unos 400 metros de distancia”, dice Campbell.

Eso afirma, cuando menos, la página oficial de avistamientos de monstruos del lago Ness. No es la primera ocasión que un sónar revela lo que podía ser a señal del legendario animal. En verdad, hace 4 años un robot halló al único monstruo que de se ha podido acreditar que estuvo en el lago. Se trataba del desarrollado por Billy Wilder hace 46 años para el rodaje de la película “La vida privada de Sherlock Holmes”. Charles Paxton, de la Facultad de Saint Andrews, y el paleontólogo Darren Naish, de la Universidad de Southampton, han utilizado técnicas estadísticas para obtener conclusiones de los reportes de monstruos marinos que datan de 1801.

La Prueba Más Visible De Que El Monstruo Del Lago Ness Existe Y Está Vivo

Un supuesto vídeo grabado de la cámara web exhibe al monstruo sumergiéndose y volviendo a emerger a lo largo de la Bahía de Urquhart. Gemmell se cuida de decir que una investigación no nos comunica todo sobre el lago Ness. Shine quiere usar el ADN ambiental adjuntado con otra tecnología bien considerada para conseguir una imagen aún más completa del lugar que ha estudiado a lo largo de las últimas cinco décadas. “La mayor evolución de la tecnología en la búsqueda del lago Ness que se ha producido es la relativa al sonar”, afirma Shine. “Los sonares multihaz acoplados a vehículos submarinos autónomos que pueden acercarse a metros de un fin… nos dan una resolución espléndida. Y eso solo ha ocurrido en los últimos cinco años”. El ADN se descompone en el agua en precisamente una semana, por lo que el estudio solo proporcionaba una ventana de siete días de cada exhibe.

La mayoría de las ocasiones obtuvieron falsos positivos, interferencias y la viable foca. En la década de 1960, las cámaras de teleobjetivo con película de 16 y 35 milímetros se transformaron en el principal medio para estudiar la esclusa. Sus 19 “avistamientos” fueron estelas de navíos o aves de cuello largo en busca de peces. Un análisis de la BYU efectuado en 1961 empleó cámaras y equipos de sondeo.

De Qué Forma Disfrutar De Las Perfectas Vacaciones En Escocia

Aparentemente se hundió en el loch a lo largo del rodaje tras insistir Billy Wilder, el director, en que le quitaran las dos jorobas, más allá de que los profesionales avisaron de que eso afectaría a su flotabilidad. La cosa tuvo tanta repercusión y se le dio tanto crédito que, en 1975 el naturalista Sir Peter Scott dio al Monstruo del Lago Ness nombre científico y lo agregó al registro británico de fauna protegida. Acérquese un tanto más y descubra en nuestro libro electrónico, Fantasmas, mitos y leyendas, lugares místicos, historias alarmantes y los personajes más curiosos de estas tierras.

El Lago Ness Bajo El Microscopio

Hasta ahora, la mayor parte de las alertas fueron por avistamientos en la área del lago, que en su mayor parte describían al animal como una especie de dinosaurio de cuello largo que surgía del agua. De hecho, no pocas son las imágenes que se han anunciado del supuesto monstruo milenario. Lo que también descubrieron que había en el lago era una abundancia de anguilas, puesto que su ADN aparecía en casi todas las muestras de agua agarradas por el equipo.

A modo de venganza, Wetherell decidió llevar a cabo un montaje con arcilla pegada a un submarino de juguete y después convenció a Wilson para que él publicara las fotografías, lo que servía para proporcionarles probabilidad. A pesar de ello, la fotografía era a esas alturas tan famosa que muchas personas siguieron creyendo que era verídica. Volvió reclamando la victoria junto a moldes de huellas de un “animal muy poderoso de patas blandas de unos 6 metros de largo”.