Monstruo Sonido

El vídeo que te mostramos bajo estas líneas es una pequeña muestra de un sonido de baja continuidad que trae de cabeza a la red social científica desde el año 1997 y que ha sido llamado como The Bloop, por su característico y peculiar tono. Este fue descubierto por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica y si bien en un primer momento se ha creído que podía estar relacionado con animales marinos monstruosos, nunca vistos, semeja que la teoría de los criosismos es la mucho más aceptada. De hecho, esta ubicación es usada frecuentemente por agencias espaciales como la NASA para entablar el punto de caída de restos del fuselaje de sus aeronaves. Es aquí donde se los micrófonos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica han comenzado a detectar el misterioso sonido, en un primer instante atribuido a gigantescos animales marinos.

Esta oportunidad, si bien no está descartada el 100%, no parece ser la principal hipótesis, dado que los calamares gigantes descubiertos no emiten ningún género de sonido. La opción más popularizada, si bien tampoco confirmada, es que logre tratarse del sonido procedente de terremotos generados bajo el mar, con los icebergs como personajes principales, ya que estos suelen agrietarse y fracturarse. Esta teoría asegura que el sonido podría proceder de la expansión del agua en el momento en que ésta se congela, ya que esa zona está próxima al denominado como Point Nemo, una zona con rebosantes icebergs.