Nessie El Monstruo Del Lago Ness Leyenda

Jamás se esclareció lo sucedido y el monstruo semeja ser devorado por las entrañas de la tierra. Quizá ellos fueron los primeros de los que se hablaba, pero fueron posteriormente apartados por el reconocimiento de Nessie, que es anatómicamente diferente. Como acostumbra ocurrir con esta clase de historias, la propagación del mito se la debemos al \\’boca a boca\\’, o los cuentos orales y después escritos que han llegado hasta nuestros días.

Los cazadores del lago Ness Eric Verspoor, Gert-Jan Jeunen, Neil Gemmell y Adrian Shine durante la obtenida de muestras de agua en el lago Ness. También hubo un bulo perpetrado por un capitán de crucero demasiado entusiasta en 2013, y otro que surgió de las profundidades hace solamente tres años. “Nunca decimos que se trate del monstruo del lago Ness, sino que hablamos de algo inexplicable en el lago Ness”, afirma Campbell. Campbell asegura que la mayor parte de los avistamientos notificados son cosas de forma fácil identificables, como las estelas de los barcos o las aves que bucean en el agua.

Año De Los Jóvenes

La historia de una criatura enorme similar a un dinosaurio que apareció por vez primera en el siglo XVI en el año 565 en el momento en que se cree que un misionero irlandés se halló con una bestia en el río Ness. Este libro es recomendable pero es un libro cortísimo, pero tiene bastante información. Lo que está claro es que Nessie sigue maravillando y eso siempre y en todo momento y en todo momento está bien. No solo pues la historia sea bastante atrayente para realizarlo, sino más bien por el hecho de que irremisiblemente, allí donde hay una historia interesante asimismo hay un negocio. La fotografía mucho más conocida, tomada supuestamente por el cirujano londinense Robert Wilson en 1934, es la que dió la vuelta al mundo y catapultó la fama del monstruo.

El artículo del Inverness Courier de mayo de 1933 enseña de qué manera un popular hombre de negocios y su esposa conducían por la orilla norte del lago Ness en el momento en que fueron testigos de una “tremenda agitación” en el agua. Había crecido, como muchos otros niños de la región, con historias insólitas sobre aquellas aguas. Bastantes años después de los primeros avistamientos de aquel hombre, que no era conductor de autobús sino taxista, un hombre muerto apareció en una región rocosa del lago Ness. El pescador profesional que vio aquella misteriosa criatura estaba fallecido.

Pues pues en el periódico se habían reído bastante de él a causa de una broma que le habían gastado unos niños de la zona de Loch Ness. Wetherell aun se desplazó hasta allí, convencido de que los niños habían visto una criatura extraordinaria. Le sentó tal mal hacer el absurdo que decidió tomar venganza, a su vez, con otro engaño. Las apariciones del Monstruo del Lago Ness comenzaron «de verdad» en los años 30 del pasado siglo. La primera noticia es de 1930, del periódico Northern Chronicle, que informó del inquietante testimonio de dos pescadores que aseguraban haber visto una gran y extraña criatura en Loch Ness. MacDonald dijo haber visto un cocodrilo rarísimo en las oscuras aguas del loch.

La Joyas De La Corona De Escocia

Con apariencia de venganza, Wetherell decidió llevar a cabo un montaje con arcilla pegada a un submarino de juguete y después convenció a Wilson para que él publicara las fotografías, lo que servía para darles posibilidad. Pese a ello, la fotografía era a esas alturas tan famosa que bastante gente siguieron suponiendo que era verdadera. Nuevamente, la lógica hace bien difícil opinar que un animal del que nunca han aparecido los huesos y que no tiene capacidad para alimentarse en una región tan pequeña consigua verdaderamente sobrevivir durante muchos años. Pero otros avistamientos hablan de criaturas distintas, mucho más parecidas a elefantes (ciertos se encontraban por la zona en los años 30 debido a un circo que visitaba la región de Inverness) camellos o un colosal esturión que fue encontrado cerca del lago. Nuevamente, la lógica hace difícil opinar que un animal del que jamás han aparecido los huesos y que no tiene aptitud para alimentarse en una región tan pequeña pueda realmente sobrevivir durante tantos años.

Quedarás extrañamente hipnotizado con la visión y vas a saber al instante que lo has visto cuando observes los círculos inmejorables que deja tras de sí, en la área modificada del agua, al hundirse nuevamente rápidamente en las profundidades del lago. Con el uso de esta novedosa tecnología, solo conseguiremos entender mucho más sobre lo que hay en las profundidades de las turbias aguas del lago Ness. Asimismo hubo un sinnúmero de ADN que recogieron y que no pudieron cotejar con una clase conocida dado a que las secuencias eran demasiado cortas, faltaban hebras o había otras anomalías. Seguro que algunos podrían utilizar esto como prueba de que el plesiosaurio Nessie sigue ahí fuera, pero, al igual que en la búsqueda de Bigfoot, la carga de la prueba está en encontrar patentizas que confirmen que algo existe.

En el registro de Campbell, hay cientos de fotografías de apasionados que acompañan a los avistamientos presentados para otorgar pruebas fotográficas de apoyo. Muchas de estas fotos son borrosas, sin enfocar, indistinguibles y poco contundentes. En otras expresiones, no se parecen en nada a la simbólica “Fotografía del Cirujano”, de cerca de 1934. Y recordad que podéis proseguir el blog asimismo en Facebook, Instagram y Youtube para mucho más fotografías, vídeos, sendas y también historias. Si te gusta la historia de Escocia, ya habrás comprobado que hay poquísimas publicaciones que charlen de ella en nuestro idioma. Para ponerle antídoto, en la Navidad de 2021 publiqué «Corto Historia de Escocia», ¡el primer libro de historia general escocesa, entretenido, divertido, muy riguroso y totalmente en castellano!

Lago Ness

Tras comprobar y investigar en este artículo los testimonios y fotografías tomados durante la historia, supongo que a todos nos queda bastante claro que, prácticamente con toda posibilidad, Nessie no existe. Y es que la imaginación y el espíritu humano se alimenta mucho mejor de los mitos y las leyendas que de la realidad. Ese año, un joven llamado Andrew Dixon aseveró haber visto precisamente al Monstruo del Lago Ness en unas imágenes aéreas tomadas por el servicio de mapas de Apple en la región del loch escocés. Todos sabemos que la historia del monstruo que se oculta en la obscuridad de las profundas aguas del Lago Ness, en la región de las Highlands, no es solo una historia de historia legendaria. Hay mucho más de 1000 testimonios de presentes y un sinnúmero de pruebas inexplicadas que dejaron confundidos a los científicos. La referencia famosa mucho más antigua está obtenida en un producto del siglo VII llamado \\’Vida de San Columba\\’.

Solo con su voz, San Columba consiguió amansar a la fiera y mandarle en el fondo del lago de una forma milagrosa, lo que enseña en parte por qué no es muy fácil avistarle. Los mucho más incrédulos no se creen esta historia ya que afirman que se trata de una versión de otra anécdota del beato, que habría matado a un salvaje con el poder de su voz. Si bien las falsificaciones y los bulos eran rebosantes, la ciencia asimismo desempeñó un papel esencial en la búsqueda de Nessie.

“Una pequeña joroba negra salió del agua a unos 400 metros de distancia”, dice Campbell. Al querer enseñar un informe, descubrió que no existía ninguna lista o registro real dedicado a los avistamientos del monstruo del lago Ness. En 1994 se descubrió que Marmaduke Wetherell había falsificado la fotografía en el momento en que era usado del Daily E-e correo electrónico.