Profundidad Maxima Lago Ness

“Ahora entendemos que el monstruo del lago Ness no es un plesiosaurio”, dice Shine. En el registro de Campbell, hay cientos de fotografías de apasionados que acompañan a los avistamientos presentados para otorgar pruebas fotográficas de acompañamiento. Muchas de estas fotos son turbias, desenfocadas, indistinguibles y poco contundentes. En otras expresiones, no se parecen en nada a la emblemática “Fotografía del Cirujano”, de alrededor de 1934.

La imagen, supuestamente tomada por el respetado ginecólogo londinense Robert Wilson, exhibe a una criatura medio sumergida con una espalda larga y esbelta, un cuello encorvado y una cara puntiaguda. Se parece mucho a un plesiosaurio, un colosal reptil marino con aletas extinguido hace bastante tiempo que vivió en la era jurásica. Y desató una locura como ninguna otra en la historia de la criptozoología, mandando a los turistas a las Tierras Altas de Escocia para poder ver por sí mismos a la criatura de 65 millones de años de antigüedad similar a un dinosaurio nadando en el lago Ness. Tan habitual o mucho más que Big Foot o el Abominable hombre de las nieves, Nessi -el monstruo del lago Ness– es una criatura de la que hay constancia desde el siglo VI. Comentan que tenía un largo cuello y una piel lisa y de color colorado obscuro, peculiaridades que llevaron a pensar a algunos científicos que puso tratarse de un plesiosaurio, una suerte de dinosaurio marino.

En la búsqueda de la criatura se han llegado a emplear submarinos, radares, sónares, pruebas de triatlón e incluso el Gobierno de Margaret Thatcher, en 1979, ha propuesto emplear delfines americanos. Señalaron que no encontraron pruebas de la presencia de un reptil marino prehistórico llamado plesiosaurio o deun pez grande como un esturión, como mantenían algunas teorías. Este lago está rodeado por la ciudades costeras Fort Augustus, Invermoriston, Drumnadrochit, Abriachan, Lochend, Whitebridge, Foyers, Inverfarigaig y Dores. Fué recurrentemente visitado desde en la expansión de un rumor de que existía un monstruo en este lago. Tiene una manera particular relacionado con otros lagos puesto que es bastante extenso y angosto.

Un Año De Investigación En El Lago Ness Arroja Tres Teorías Sobre El Monstruo

Aunque tanto Marmaduke como Ian habían fallecido para entonces, los modernos cazadores de Nessie corroboraron la historia con Christian Spurling, que entonces tenía 94 años. La búsqueda científica del mítico monstruo ha revelado algunos datos espectaculares sobre su hogar en las Highlands escocesas. El resultado dio rincón a precisamente 500 millones de secuencias que se comprobaron con las bases de datos que ya están, de modo que fuese posible registrar todos y cada uno de los seres vivos que habitan el lago más popular de Escocia, incluidos plantas, insectos, peces y mamíferos. En una rueda de prensa celebrada en Drumnadrochit, una ciudad del norte de Escocia cercana al lago,los científicos han afirmado que desechan la presencia de enormes animales.

El lago Ness, el mítico rincón en el que cuentan que habitó un famoso monstruo, aloja la mayor masa de agua dulce del Reino Unido. A unos 37 km al suroeste de Inverness, en las Highlands escocesas, este lago ocupa una área aproximada de 56.4 km², alcanzando una hondura máxima de 240 metros. Se asemeja bastante a un plesiosaurio, un colosal reptil marino con aletas extinguido hace bastante tiempo que vivió en la era jurásica. Y desató una disparidad como ninguna otra en la narración de la criptozoología, enviando a los turistas a las Tierras Altas de Escocia para poder ver por sí mismos a la criatura de 65 millones de años de antigüedad similar a un dinosaurio nadando en el lago Ness. Ciertos estudiosos llegaron a la conclusión de que la siempre y en todo momento y en todo instante resbaladiza “Nessie”, nombre con el que se bautizó a la bestia marina, podría ser un plesiosaurio, un género de reptil marino cuyo primer esqueleto completo fue descubierto en Lyme Regis en 1823.

Descubren Un Abismo En El Fondo Del Lago Ness Tan Enorme Como Para Esconder Un Monstruo

“La mayoría de las visiones se produjeron en 1933, cuando se completó la carretera A82 que discurre al oeste del lago de Ness”, explicó entonces Clark. Muchas de esas imágenes corresponden a leños flotantes o a olas, pero desde 1933 hay testigos que dicen haber visto una criatura del color gris de un elefante con un largo cuello y una especie de joroba. Nessie, como se conoce popularmente al animal fabuloso cuya mito atrae cada año a cientos de visitantes de todo el planeta a tierras escocesas, ha podido ser una gran “iniciativa publicitaria” del dueño de un circo al notar uno de sus elefantes bañarse en ese lago. Campbell revela que “no hay un patrón en todos estos avistamientos, pero sí que hay elementos recurrentes” en ella.

Esta turba tiene contenido elevado en carbono y es lo que la gente afirma que esconde al enorme monstruo del lago Ness. No solo pues la historia sea bastante atrayente para hacerlo, sino más bien por el hecho de que irremediablemente, allí donde hay una historia atrayente también hay un negocio. Hay docenas de hoteles, tours y vendedores de \\’souvenirs\\’ relacionados con el monstruo que le deben el sustento por mes a esa historia de historia histórica, y es un personaje entrañable que ya forma una sección muy importante de la civilización de Reino Unido y Escocia.

Así lo desveló el instructor esta mañana en una multitudinaria rueda de prensa en el Centro Loch Ness . A lo largo del año pasado, se recabaronmás de 200 muestras de agua de múltiples profundidades del lago, recogiendo así todas las formas de ADN ambiental que se extrajo y secuenció. «Nuestros apuntes no revelan su tamaño, pero la gran cantidad de material dice que no tenemos la posibilidad de descartar la posibilidad de que haya anguilas colosales en el Lago Ness. Por ende, no tenemos la posibilidad de descartar la oportunidad de que lo que la multitud ve y piensa que esel monstruo del lago Ness podría ser una anguila enorme«, sostuvo. Seguramente alguna vez hayáis oído hablar de la historia de historia legendaria del monstruo del lago Ness.

Lago Ness

Otro piloto de este mini submarino, Allen Whitfield, aseguró que él había buceado por todo el planeta y había escuchado en diversas ocasiones el sonido que generan los delfines y las ballenas, pero lo que oyó no era nada comparable. «He escuchado frecuentemente a los mamíferos marinos, pero esos gruñidos eran algo extraño, diferente», aseguró. Estos extraños sonidos se oyeron cerca del pueblo de Abriachan, en la orilla oeste, y fueron recogidos por una secuencia de micrófonos que tenía el submarino a lo largo de toda su composición, y mandados a la base que se encontraban en la orilla del lago. El ADN se descompone en el agua en aproximadamente una semana, con lo que el estudio solo daba una ventana de siete días de cada exhibe. A lo largo de los años, la búsqueda obsesiva de una criatura acuática de cuello largo y aspecto de dinosaurio solo dió sitio a fotografías manipuladas, agua turbia y accesorios de películas. Pero en el otoño de 2019, el secreto consiguió una nueva actualización en el momento en que una investigación largamente esperado que utiliza el ADN ambiental arrojó algunas conclusiones espectaculares sobre lo que verdaderamente puede estar en el lago.

Después de comprobar y investigar en el presente artículo los testimonios y fotografías tomados a lo largo de la historia, sospecho que a todos nos queda bastante claro que, prácticamente con toda posibilidad, Nessie no existe. Y pasa que la imaginación y el espíritu humano se alimenta bastante superior de los mitos y las leyendas que de la verdad. Consiguieron múltiples fotografías de lo que aseguraron era una criatura similar a un plesiosaurio (entonces les cuento mucho más sobre esto) y una particularmente, que fue la que alzaron como prueba irrefutable de la existencia de Nessie, que parecía educar una aleta romboidal. Los desenlaces, publicados en el mes de septiembre de 2019, mostraron que hay unas 3.000 especies presentes en el lago Ness, muchas de las que viven a nivel microscópico.

Lo que también se percataron que había en el lago era una abundancia de anguilas, ya que su ADN aparecía en prácticamente todas las muestras de agua recogidas por el equipo. Dos de las tomas daban a conocer una aleta, una tercera fotografía mostraba dos elementos que parecían ser enormes animales. Los desenlaces de los análisis de los hallazgos señalaban una aleta que media entre 1.20 a 1.80 metros de largo y dos cuerpos separados por 3.5 metros, esto fue por fin una prueba palpable de la presencia de uno o algunos seres acuáticos que habitan el legendario lago. El lago Ness es un turbio loch (lago en gaélico escocés) de 35 kilómetros cuadrados con una profundidad máxima oficial de 230 metros en las recónditas Highlands escocesas.