Que Ver En Escocia En 7 Días

Pertence a los sitios más visitados del país, pero el desvío va a hacer que tu ruta dure una hora mucho más de turismo. Valora si te apetece ir o si escoges dejarlo para otra ocasión. El valle de GlencoeUno de los puntos más destacados de toda Escocia para los amantes de la naturaleza, el Valle de Glencoe es uno de esos sitios que te hacen recordar pues Escocia pertence a las regiones más fascinantes de toda Europa. Esta zona, famosa por sus trágicos países, sus inmensos lagos y sus panoramas montañosos, espera una impresionante historia como la Matanza de 1692 o los continuos altercados entre bandas y clanes oponentes. Tras la visita al castillo hicimos un free tour para saber la historia y los sitios indispensables de Edimburgo. Conocimos la Royal Mile, la catedral de Sant Giles, Mercat Cross, Victoria Street, Grassmarket y el Cementerio de Greyfriars popular entre otras muchas cosas por su relación con Harry Potter.

Algo muy característico de Edimburgo son sus historias de fantasmas. Los fenómenos paranormales son muy típicos de la ciudad, hasta llegar al punto que se organiza el llamado “Free Ghost Tour”. En él revivirás esa Edimburgo más salvaje y despiadada, donde los asesinatos estaban al orden del día. Edimburgo es una ciudad con mucha historia y un enorme atractivo. Sus calles centenarias y sus monumentos la convierten en el centro cultural de Escocia.

Mapa De Nuestra Ruta De 7 Días En Escocia

Escocia es tierra de castillos y como buenos amantes, seguimos descubriéndolos ;). El Castillo Dunstaffnage se encuentra muy cerca de Oban a unos 5 km. Desgraciadamente no pudimos verla, ya que la carretera de ingreso se encontraba en obras y también procurar ir a conocerlas suponía regresar hacia atrás y buscar otra ruta alternativa. Al final tomamos con rumbo a casa para reposar y tomar fuerzas para el día después. Pero si tenéis ocasión, esta es otra excursión muy próxima a Inverness. Al final Nessie y yo nos hicimos amigas Como queríamos saludar a Nessie, realizamos un crucero por el Lago Ness de precisamente 1 hora.

Dimos un recorrido por el centro, aunque era tarde y no había bastante ambiente. Antes de llegar hicimos una parada en el castillo de Eilean Doan para conocerlo por fuera. El castillo se levanto en el siglo XIII y es hermoso por fuera por el paisaje en el que se sitúa. Por la tarde fuimos hasta Glenfinnan para conocer el monumento de Glenfinnan en honor de los hombres que lucharon por la causa jacobita y el Viaducto de Glenfinnan, popular por aparecer en Harry Potter. Si te apetece podrías subir al Tren de Harry Potter que pasa por este viaducto, es un tanto caro, pero seguro que es una experiencia increíble. La primera parada fue Stirling, sitio donde tuvieron sitio las dos primordiales batallas por la independencia de Escocia.

Cosas Que Ver En Edimburgo En 3 Días: Indispensables (

Luego tomamos el autobús City Sightseeing Glasgow y durante una hora y medio conocimos los sitios mucho más turísticos de la ciudad, asimismo puedes llevar a cabo un Free tour por Glasgow caminando. A última hora de la tarde llegamos hasta nuestro hospedaje, una guest house ubicada en medio de la nada. Fuimos hasta el Castillo de Stalker una torre ubicada en un pequeño islote frente a la costa. Nosotros la vimos desde tierra estable, puesto que solo se puede visitar unas semanas por año y las entradas se acaban rapidísimo.

Hoy en día, a la entrada del complejo se puede observar una réplica de la roca que nos ten en cuenta que el rey Eduardo I la robó y posteriormente se la llevó a la Abadía de Westminster en Londres. Finalmente, en 1996 el gobierno británico acordó devolverla – hoy en dia se expone en el Castillo de Edimburgo. Realizar este mismo recorrido en transporte público puede llegar a ser factible pero sería muy difícil y, sobre todo, muchísimo más lento. Así a ojo, tediré que seguramente deberías ponerle un par de días mucho más a la ruta y habría algún sitio al que no podrías llegar.

Revela Fife Y St Andrews

A 25 minutos en turismo desde Perth o a menos de una hora desde Edimburgo, Falkland se nos presenta como uno de los destinos mas llamativos en una ruta por los escenarios de Outlander. Este pueblo es muy pintoresco y reúne múltiples atractivos para convertirse en una parada en la ruta en turismo por Escocia. Por carecer de tiempo, puesto que íbamos de paso para Skye, no pudimos visitarlo por dentro. Si deseáis mucho más información sobre el castillo aquí les dejamos su web oficial. Inverness tiene un bonito castillo y la región peatonal del centro es realmente bonita, pero lo verdaderamente bonito de estaruta por Escociason sus panoramas, así que no pasamos bastante tiempo aquí.

Entiendo que deseas hacer únicamente una ruta por el país sin invertir tiempo en conocer Edimburgo, ¿verdad? Si es de esta manera, cinco días no están mal pero igual alguno de ellos lo tienes un tanto apretado, sobre todo estimando que vienes en febrero y a esas alturas del año vas a tener luz solo hasta las 5 de la tarde y varios castillos cerrarán sobre las 4. Y si sigues organizándolo sola, desde luego mi consejo es que no metas mucho más de 4 horas de turismo al día, como máximo, por el hecho de que ya es meteros bastante caña, es una ruta muy larga. A la larga la experiencia de viaje será mejor si veis las cosas con comodidad y sin estar cansados, aunque haya que cortar zonas de la ruta. Y si te sucede todo lo opuesto , no te compliques diseñando rutas que te van a tener todo el día en la carretera visitando lugares casi sin aliento.

Nada más salir a la carretera empezamos a imaginar lo que iba a ser este viaje, aunque nada tenía que ver con lo que veríamos después en las Highlands. Para tu segunda jornada en Edimburgo el más destacable plan es callejear por las calles repletas de edificios georgianos de la New Town. Eso sí, no sin antes tomar un óptimo brunch en cafeterías tan excelentes como Urban Angel o Henderson’s. Con la panza llena, acércate a Saint Andrew’s square y, desde allí, recorre todo George Square, la calle con las tiendas mucho más distinguidos de toda la ciudad, hasta Charlotte Square, en el otro radical. Por la tarde, prosigue bajando por la Royal Mile, sin prisa y con muchas pausas. Entra en varios de los jardines que hay escondidos al final de callejones como Dunbar’s Close, visita el Parlamento escocés y entra en el Palacio de Holyrood, la residencia oficial de la Reina.

Si tu vuelo sale desde Glasgow asimismo vas a tener otra hora y media de viaje. Si tienes suerte y es día de partido, acudir a ciertos estadios de esta ciudad puede ser todo un espectáculo, aun si no te gusta el fútbol. Más que nada, la atmósfera que hay en Celtic Park, el estadio del equipo católico, el Celtic de Glasgow.