Real El Monstruo Del Lago Ness

La búsqueda científica del mítico monstruo reveló algunos datos espectaculares sobre su hogar en las Highlands escocesas. El joven Nessie esa noche había estado con su amada y se habían quedado en la orilla del lago comentando hasta tarde. Cuando se despertó se había convertido en un monstruo, se sintió tan asustado que solo pensó en huir a fin de que absolutamente nadie lo viera y se quedó en el lago aguardando eternamente a su amada, que nunca ha podido ir, por el hecho de que el viejo mercader la había secuestrado esa noche. En el momento en que al fin volvió al pueblo no era exactamente el mismo; se convirtió en un individuo más hosca, seria y callada.

Asimismo hubo un sinnúmero de ADN que recogieron y que no pudieron cotejar con una clase famosa debido a que las secuencias eran demasiado cortas, faltaban hebras o había otras anomalías. Seguro que ciertos podrían utilizar esto como prueba de que el plesiosaurio Nessie prosigue ahí fuera, pero, de la misma en la búsqueda de Bigfoot, la carga de la prueba está en encontrar evidencias que confirmen que algo existe. “Creo que hay bastante comida en el lago Ness para una pequeña población de anguilas razonablemente grandes”, dice Gemmell. Los cazadores del lago Ness Eric Verspoor, Gert-Jan Jeunen, Neil Gemmell y Adrian Shine a lo largo de la recogida de muestras de agua en el lago Ness. Mientras que medraba en Novedosa Zelanda en la década de los 70 y principios de los 80, Neil Gemmell consumía cualquier cosa sobre el Triángulo de las Bermudas, los extraterrestres y el monstruo del lago Ness. También hubo un bulo perpetrado por un capitán de crucero bastante entusiasta en 2013, y otro que surgió de las profundidades hace solamente tres años.

real el monstruo del lago ness

Los supuestos avistamientos de criaturas marinas comenzaron en el 1800, pero en los primeros años solo el diez% de todos y cada uno de los casos registrados describían monstruos con cuellos largos como plesiosaurios. Con estos datos, los investigadores proponen que la “dinomanía” había disparado la imaginación del público de tal manera que se creó una condimenta de “ilusión colectiva”. Por eso cualquier forma inexplicable que se viese en las aguas del Lago Ness se atribuiría a un dinosaurio.

Las Pruebas Y Los Avistamientos

Luego, pusieron una tira de lastre de plomo en el fondo para que no flotara hacia la superficie. Fotografiaron al monstruo de juguete que se balanceaba en el lago Ness a una distancia lo suficientemente lejana como para dar la ilusión de un tamaño monstruoso. Finalmente, reclutaron a Wilson para descubrir las fotografías y reclamarlas como propias. Hasta el día de hoy, no está claro por qué razón se persuadió al médico a fin de que se involucrara. Supuestamente tomada por el respetado ginecólogo londinense Robert Wilson, la imagen exhibe una criatura medio sumergida con una espalda larga y esbelta, cuello estirado y rostro puntiagudo. Se parece mucho a un plesiosaurio, un enorme reptil marino obsoleto hace mucho tiempo con aletas que vivió a lo largo de la era Jurásica.

Sesenta años después, por último se estableció que la foto era un engaño. En 1933, The Daily Mail había enviado al cineasta Marmaduke “Duke” Wetherell para atrapar la primera prueba de la criatura. Si bien inicialmente estaba emocionado, The Daily Mail los envió al Museo de Historia Natural para un análisis más detallado. Más de dos décadas después, el registro de Campbell tiene 1.136 avistamientos en su base de datos.

Secreto Resuelto: Un Científico Afirma Haber Descubierto Qué Animal Es El Monstruo Del Lago Ness

Finalmente, reclutaron a Wilson para que revelase las fotografías y las reclamara como propias. Hoy, no está claro por qué se convenció al médico a fin de que se involucrara. Bauer también dió su opinión sobre otra de las teorías más recientes. Y es que en 2019, un equipo de estudiosos de Nueva Zelanda que realizaba un análisis de ADN en el lado Ness determinó que Nessie podría ser una anguila enorme. “Ninguna evidencia apoya la idea de que se intente anguilas monstruosamente enormes”, dijo el científico al respecto.

real el monstruo del lago ness

Campbell asegura que la mayor parte de los avistamientos notificados son cosas fácilmente identificables, como las estelas de los barcos o las aves que bucean en el agua. Tras una investigación inicial, sólo un tercio de los avistamientos llegan a registrarse, e inclusive ciertos de ellos no son necesariamente horripilantes. Más de 2 décadas después, el registro de Campbell tiene 1.136 avistamientos en su banco de información. Ciertos de ellos son cuentos históricos -como el de San Columba- que se hallaron al rastrear textos centenarios. Otros son avistamientos modernos extraídos de reportes directos, artículos de prensa y otras fuentes. “Por otra parte, todo lo descrito para los monstruos del lago Ness coincide con muchas especies de tortugas vivas, tal como con tortugas extintas.

Viejos Orígenes Del Monstruo Del Lago Ness

Sin embargo, en 1994 salió a la luz que había sido todo una falsificación organizada por Marmaduke Wetherell. Parece ser, \’Daily Correo\’ lo había ridiculizado públicamente tras ser convencido de buscar un monstruo que entonces resultó se trataba simplemente de una broma para niños. A modo de venganza, Wetherell decidió realizar un montaje con arcilla pegada a un submarino de juguete y después convenció a Wilson para que él publicara las fotografías, lo que servía para darles credibilidad.

Hables Paxton, de la Universidad de Saint Andrews, y el paleontólogo Darren Naish, de la Universidad de Southampton, han usado técnicas estadísticas para extraer conclusiones de los informes de monstruos marinos que datan de 1801. El dúo repasó 1.688 informes históricos, incluidos testimonios de primera mano, diarios y libros, que cubrieron 1.543 teóricos avistamientos. Descartados los avistamientos que eran engaños obvios, encontraron un patrón común que comenzó a inicios del siglo XIX, la mayoría de las criaturas marinas avistadas tenían el cuello largo.

Consiguieron múltiples fotografías de lo que aseguraron era una criatura similar a un plesiosaurio (luego os cuento más sobre esto) y una específicamente, que fue la que levantaron como prueba irrefutable de la presencia de Nessie, que parecía enseñar una aleta romboidal. El monstruo de lago Ness todavía es entre los grandes misterios de todos los tiempos. A pesar de los muchos años de investigaciones y de la existencia de muchos testimonios de presentes, la existencia del famoso monstruo todavía es una incógnita.

¿qué Hay De Cierto?: El Monstruo Del Lago Ness

En varios textos de hace 1.500 años, se observan serpientes marinas, caballos de agua y kelpies de agua en las vías fluviales de Escocia. La primera cita escrita procede de una biografía del siglo VII del misionero San Columba, el santurrón responsable de la conversión de Escocia al cristianismo a mediados del siglo VI. En este texto, San Columba está con un conjunto de lugareños que entierran a un compañero muerto por una bestia acuática. Ahora, el santo ordenó a uno de sus discípulos que cruzase a nado el lago para recuperar una barca para los hombres.

Estupefactos, la pareja esperó casi media hora con la “promesa de que el monstruo volviera a salir a la superficie”. El Monstruo del Lago Ness es un personaje frecuente en nuestro imaginario desde los «avistamientos» sucedidos en este loch de las Highlands de Escocia durante la década de 1930. No obstante, las pistas sobre Nessie podrían ser considerablemente mucho más antiguas en dependencia de de qué manera se interpreten ciertos documentos. También hubo un sinnúmero de ADN que recogieron y que no lograron cotejar con una clase famosa dado a que las secuencias eran demasiado cortas, faltaban hebras o había otras anomalías. Y recordad que podéis continuar el blog asimismo en Facebook, Instagram y Youtube para mucho más fotografías, vídeos, rutas y también historias. Si disfrutas la historia de Escocia, ya habrás comprobado que hay poquísimas publicaciones que hablen de ella en nuestro idioma.